miércoles, octubre 23

Realizan segunda megamarcha

0
5155

CHETUMAL.- Galleros, criadores de aves de combate, ganaderos y demás personas dedicadas a las actividades taurinas de los once municipios, junto con representantes de las comunidades de la Zona Maya, además de agrupaciones de palqueros y caleseros de Cozumel, realizaron su segunda gran marcha pacífica contra la Ley de Protección y Bienestar Animal, demostrando nuevamente el rechazo masivo hacia la prohibición de las corridas de toros, peleas de gallos y uso de calesas en Quintana Roo.

Cientos de personas de toda la geografía estatal se congregaron en el Museo de la Cultura Maya e iniciaron una marcha por la avenida Héroes, culminando con una manifestación pacífica frente al Palacio de Gobierno, pidiendo en todo momento que se respeten sus tradiciones, costumbres y que no se atente contra miles de fuentes de empleo que están amenazadas con la Ley de Protección y Bienestar Animal, aprobada al vapor por la XV Legislatura el pasado 26 de junio.

Se trata de la segunda gran marcha que se hace en Chetumal con este mismo objetivo, pues la primera se realizó el 2 de julio del año en curso, en la que se logró reunir a más de un mil personas que siguieron el mismo recorrido.

Aunque en esta ocasión participó un menor número de personas, los ánimos se mantuvieron y destacó la presencia de comunidades de la zona maya, la más marginada de Quintana Roo, quienes se han alzado en contra de la ley por atentar contra sus tradiciones y costumbres, ya que sus fiestas patronales que hacen todos los años giran en torno a los eventos taurinos, cabalgatas y de gallos.

A la marcha también se sumó la Asociación de Calesas de Cozumel, participando los concesionarios de los carruajes turísticos de la ínsula, quienes también fueron afectados con la Ley de Protección y Bienestar Animal, ya que en ella se prohíbe el uso de equinos para las calesas, dándoles un periodo de seis meses para dejar de utilizarlos a partir de que se publique y entre en vigor el referido reglamento.

Personas de todas las edades marcharon por la emblemática avenida, incluyendo niños, mujeres y adultos mayores, principalmente de escasos recursos que llegaron desde la zona rural, quienes gritaban todo tipo de consignas en contra de la polémica prohibición y de los diputados que la aprobaron; “no a la prohibición, si a las tradiciones”, coreaban a lo largo de la caminata.

Durante el recorrido se exhibió a los 12 diputados que votaron a favor de estas prohibiciones, además de que dedicaron una lona a la diputada Eugenia Solís Salazar, principal promotora de la ley, pero que la hizo sin siquiera consultar a las decenas de sectores afectados.

Los manifestantes dijeron que la diputada Solís Salazar es una traidora del pueblo, porque su famosa ley acabará con más de 10 mil empleos en todo el estado, sobre todo en la zona rural que es donde más escasean las oportunidades laborales, tras tomar una decisión irresponsable e inconstitucional porque prohibió estas actividades populares, pero sin ofrecer otras alternativas económicas.

En otra manta exhibieron al resto de diputados que aprobaron la polémica prohibición, a todos ellos reclamaron por querer acabar con las pocas fuentes de empleo que hay en Quintana Roo, sobre todo en las comunidades más marginadas de la zona maya, que no sólo tienen estas actividades como sus tradiciones, sino también les dejan para comer y así sobrevivir, al no tener mayores oportunidades y sufrir el abandono de sus tres niveles de gobierno.

Los manifestantes dijeron que se pierden tradiciones, costumbres y miles de empleos, pero también se condena al exterminio a cientos de gallos de pelea y toros de lidia en Quintana Roo, los cuales tendrán que ser sacrificados si la ley entra en vigor, porque tampoco se establecieron alternativas para su resguardo y darles los cuidados necesarios.

Al culminar la marcha en Palacio de Gobierno, una comitiva fue atendida por el subsecretario de Gobierno, Joel Saury Galué, quien les informó que se mantiene el compromiso del gobierno del estado, de no publicar la ley en tanto no se haga una revisión a fondo, por lo que esperan que sea devuelta al Congreso del Estado para su modificación.

Posteriormente, los representantes galleros, taurinos, de las comunidades mayas y las calesas de Cozumel se dirigieron al Congreso del Estado, pero ahí fueron recibidos con las puertas cerradas, pues no había ningún diputado que los pudiera atender.

De la zona maya se sumó la Sociedad Unidos por Nuestras Tradiciones del municipio Felipe Carrillo Puerto, que engloba a palqueros, galleros, fiesteros y Centros Ceremoniales Mayas.

También llegaron los palqueros de la Asociación 21 de Marzo del municipio José María Morelos, así como representantes de las comunidades de Cozumel y la Asociación de Calesas.

Estuvieron presentes los de Tauromaquia Mexicana, la Sección Nacional de Criadores de Aves de Combate, Tradiciones Unidas por México, Comisión Mexicana de Promoción Gallística, la Unión Mexicana de Picadores y Banderilleros, la Unión Nacional de Avicultores, Asociación Nacional de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares, entre otras asociaciones.

También participaron empresas que venden alimentos para gallos, ganado y artículos relacionados, como Granja AB y Accesorios Fénix.

Llegó gente de las comunidades de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Benito Juárez, Lázaro Cárdenas, Othón P. Blanco, Bacalar, Cozumel, entre otras.

Fuente: PorEsto

Leave a reply