sábado, enero 16

Recibe Mérida nueva energía de paneles solares

0
703

La instalación de estos equipos ha crecido a pasos agigantados en la capital del Estado debido al mayor conocimiento de esta tecnología y sus ahorros en el consumo de luz

La utilización de energías limpias está avanzando a pasos agigantados en el país; en 2018 esta industria creció alrededor de un 350 por ciento más en comparación con el 2017, siendo la Ciudad de México y Mérida las dos metrópolis donde aumentó la instalación de paneles solares, señaló el maestro en Ciencias y director de proyectos de la empresa Energía Solar del Sureste, Juan José Aguayo Puuc.

Indicó que uno de los factores por los que se ha tenido un importante crecimiento en la entidad es porque las empresas integradoras de los proyectos más importantes de todo México están instaladas en territorio estatal, por lo que, al haber más competencia, los precios bajan, lo que origina que exista una mayor oferta y por consiguiente más opciones lo que obliga reducir su costo.

Además, agregó que la alta demanda de este producto también se debe a que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ya no cuenta con los medidores bidireccionales, los cuales sirven para diferenciar entre la energía que la paraestatal suministra y la energía que generan los paneles solares.

“Se ha visto un crecimiento exponencial en los últimos tres años, y cada año va superando el anterior. En 2017 se tuvo una generación fotovoltaica de 273.45 gigawatts, en el 2018 un millón 365 mil gigawatts, es decir un crecimiento de 340.50 por ciento de generación en todo el país”, indicó.

La instalación de paneles solares es una tecnología madura cuyos precios han estado en constante cambio; antes estos equipos costaban 6 mil pesos, actualmente se cotizan en tres mil pesos.

Aguayo Puuc aclaró que para que una persona pueda colocar celdas fotovoltaicas en su domicilio y sea redituable debe consumir alrededor de 2 mil 500 pesos, es decir instalar aproximadamente seis celdas solares; en la parte comercial, principal mercado de esta tecnología, se vuelve redituable desde una celda hasta la cantidad que se desee para reducir el consumo por completo.

“En los hogares, al colocar este tipo de energía, significaría un ahorro de hasta mil 700 pesos en el pago de luz considerando una tarifa excedente y con la colocación de seis paneles solares”, explicó.

Debido a este tipo de beneficios, cada vez más personas se interesan por colocar paneles solares, además de que el costo se ha reducido, por ejemplo hace tres años el precio para un comercio que un consumo de cinco mil pesos costaba entre 150 mil pesos a 250 mil pesos, dependiendo la época del año, ahora se calcula que se redujo en un 20 a 30 por ciento por la instalación de estos equipos.

“El retorno de la inversión se puede ver en alrededor de tres años; es decir si una persona paga cinco mil pesos mensuales, durante ese tiempo se le continuará cobrando dicha cantidad, pero por la instalación, posteriormente no pagará a nadie más; la Comisión Federal de Electricidad solo le cargará 145 pesos, que es lo mínimo bimestralmente, siempre y cuando no modifique su consumo”, indicó.

A pesar de que el precio de los paneles ha reducido hasta en un 20 por ciento, uno de los mayores obstáculos para su instalación en los comercios es el financiamiento, por lo que algunas empresas han implementado programas de pagos sin intermediarios para que más personas puedan acceder a este tipo de energía, ver un ahorro en su pago y no se descapitalicen.

Advirtió que es importante que las personas o empresas que sean contratadas para instalar estos equipos estén certificadas y bien constituidas, ya que muchos por ahorrarse unos pesos contactan con compañías poco conocidas o sin un respaldo técnico, lo que puede derivar en duplicar los costos.

“Hay personas que pueden vender la idea de que con dos paneles solares se puede ahorrar hasta 10 mil pesos en el consumo de energía, eso es completamente falso. Es importante que al contratar este servicio los técnicos cuenten con oficina física, exhibir un certificado de instalación que otorga el FIDE o que tengan la profesión de ingeniero en energías renovables y lo más importante es que cuente con un financiamiento propio para su cliente”, explicó.

Informó que de 2018 a lo que va de este año han atendido alrededor de 14 casos de “fraude” en donde empresas instalaron paneles solares pero no cumplieron con sus garantías, por lo que se duplicó el costo final del producto.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply