martes, febrero 25

Recriminan proceder de policías de Ticul

0
405

Detuvieron de forma injusta a vecinos

TICUL, Yucatán.- Policías municipales se encontraban dando sus rondines por la calle 17 por 24 y se detuvieron a exhortar a un conductor para despejar la vía, ya que la obstaculizaba, pues su acompañante se encontraba comprando zapatos en un conocido comercio.

Mencionan los presentes que justo en ese momento un grupo de personas que se encontraban al otro extremo de la calle 17 empezó con agresiones verbales hacia los uniformados, por lo que ellos inmediatamente se acercaron a indagar.

Sin embargo, las personas que gritaban palabras altisonantes se escondieron y sólo encontraron a dos varones, uno se notaba que ingirió alcohol con exceso, pero se le conoce como una persona tranquila, pues tiene problemas de lenguaje y es medio sordo.

Así lo dijo un testigo de los hechos, quien identificó al detenido como Pedro Alvarado, pues por su estado etílico y su problema de lenguaje no podía ni exclamar palabra alguna.

El vecino salió en defensa de los dos detenidos, pues alegaba que los que ocasionaron el problema eran dos personas; uno de ellos portaba playera naranja y el otro playera roja, y en la presencia de los policías se retiraron del lugar como si nada.

“Me detuve a ayudar al cuate que se cayó justo en el momento que gritaban a los policías, no me fijé quién fue, porque me encontraba apoyando al caído para llevarlo a su casa”, dijo Jorge Canché, quien apoyó al detenido.

Don Jorge preguntaba al agente municipal el porqué lo querían detener a él también, y le respondieron que fue reportado, pero él alegaba que estaba consciente de lo que sucedía, por lo que al sentir que no tenía culpa, por sus propios medios abordó la patrulla con la intención de resolver su caso e inmediatamente los agentes subieron la moto que conducía.

Enseguida los policías pidieron apoyo para abordar al otro detenido, pues en la primera camioneta se llevó la moto de don Jorge y al momento llegó otra, cuyos agentes abordaron a Pedro Alvarado, pues no podía ni sostener su cuerpo por el estado en que se encontraba. Posteriormente fueron llevados a la comandancia a deslindar responsabilidades.

El testigo de los hechos le recriminó a los policías la actitud injusta de su proceder, pues no detuvieron a quien causó los hechos, sino que buscaron quién se los pagaría.

Fuente: PorEsto

Leave a reply