lunes, agosto 2

Regreso a clases presenciales en Quintana Roo podría ser en agosto: SEQ

0
390

El retorno a las aulas sería escalonado para evitar otro rebrote de COVID-19 en el estado.

El regreso a clases para el ciclo escolar 2020-2021 en Quintana Roo será de “acoplamiento”, para evitar brotes de Covid-19 entre la población estudiantil y profesores.

Así lo dio a conocer la Secretaría de Educación de Quintana Roo, explicando que este formato será semi-presencial y escalonado, y dependerá del semáforo epidemiológico vigente en cada municipio.

Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Comisión Legislativa de Educación, coincidió con esta postura de las autoridades educativas, argumentando que para el próximo ciclo escolar se debe descartar un regreso a las escuelas “como aplicaba antes de la pandemia”, pues en la entidad por su naturaleza turística será difícil controlar la ola de contagios del Covid-19 en el futuro cercano.

Las autoridades educativas han reconocido que existe incertidumbre entre padres de familia y alumnos, ante la posibilidad de regresar a las aulas en los siguientes meses, tal como lo han hecho otras entidades del país.

“Por esta razón fue necesario aclarar que no regresarán los alumnos a las aulas ni en junio ni en julio. Y si nos encontramos en verde para agosto, lo que sucederá es que tendremos un regreso escalonado, según ha señalado la SEQ, pues para el caso de las escuelas los protocolos sanitarios no pueden limitarse a solo utilizar cubrebocas y tener dispensadores de gel en la entrada, sobre todo entre los más pequeño”, dijo Martínez Arcila.

Alumnos regresarán de forma escalonada a las aulas

El diputado comentó que entre los protocolos que dio a conocer la Secretaría de Educación de Quintana Roo para el siguiente ciclo escolar será la atención por grupos de menos de 10 alumnos por salón, lo que significa que no todos los niños regresarán al mismo tiempo, sino que lo harán de manera escalonada por días. Los recesos también se harán por grupos, y habrá limitaciones para evitar aglomeraciones masivas entre los estudiantes.

“También será necesario analizar cuál será el impacto en los docentes sobre este formato, porque tendrán una doble labor: enseñar a los niños en las aulas, y también dar seguimiento a los que se encuentran en sus casas. Todas estas son variables que deben ser tomadas en cuenta antes de iniciar el siguiente ciclo escolar”, puntualizó.

Fuente: Novedades Quintana Roo

Leave a reply