sábado, octubre 19

Rescatan a perros callejeros

0
165

Loable labor altruista en pro de los canes

PROGRESO, Yucatán,.- En los últimos 4 años al frente de la asociación “No más perritos”, ya se contabilizan 6,000 animales esterilizados, así como otros tantos rescatados y dados en adopción.
Incluso, cuando no se logra la adopción se regresan en buen estado de salud (esterilizados y vacunados) al lugar de donde fueron rescatados, con su característico collar verde para que sean identificados.
Ello fue declarado por el matrimonio conformado por Karen Cochrane y Tony Leworthy, que en ese momento estaba liberando al perro “Oreo” en un espacio del Parque Industrial de Yucalpetén, totalmente saludable y repuesto.
Los perros rescatados son, en su mayoría, de esta zona, de los muelles de Yucalpetén y del área de la pista de motocross.
A cada perro rescatado, mismo que al final se vuelve muy agradecido, se les adjudica un nombre, principalmente de dulces o chocolates famosos de Inglaterra, por ejemplo, el que se liberó ahora se llama “Oreo”.
Por eso les molesta que empiecen una campaña de envenenamiento de perros, aun cuando llevan su collar verde y su tatuaje en la oreja, ya que les costó bastante dinero su tratamiento.
Para recaudar fondos se hacen eventos, venta de playeras y reciben varias donaciones de parte de la comunidad residente que ama a los animales.
“Nos da mucha pena ver a los perros todos famélicos, heridos, son puro hueso y pellejo, llenos de garrapatas y de pulgas, incluso otros países nos piden asesoría y se llevan a estos canes al extranjero para que tengan una mejor vida”, dijeron.
La labor empieza muy temprano a bordo de una vagoneta propia, con la que recorren parte del puerto. Al ser identificados los perros, se preparan unas jeringas con anestesia, en una especie de dardos que son caros, cada uno cuesta 400 pesos, y Tony Leworthty se los lanza con una cerbatana.
Los perros, al sentir el piquete de la aguja, se van corriendo pero no avanzan mucho, ya que caen dormidos.
Entonces se estaciona la vagoneta, bajan la jaula donde antes había un can ya liberado y recogen a otro animal.
Por ejemplo, en el mes de noviembre se logró capturar a 75 perros, pero a veces el número disminuye para otra vez aplicar el programa y lograr que se restablezcan.
El señor Alvaro Rosado Pasos, dueño de una refaccionaria de la zona, dijo que él adoptó a varios perros, todos ya saludables.
También explicó que este loable matrimonio, además de dar tratamiento, le brinda comida y agua a los canes, mientras ni los progreseños ni las autoridades levantan un dedo para ayudarlos, pese a que se trata de seres vivos.

Fuente PorEsto

Comments are closed.