domingo, noviembre 29

Revelan que un detenido ya atacó a tres menores en Tahdziú

0
226

“No merecía que le hagan algo así”

TAHDZIÚ.— Tras sepultar ayer jueves a su hija Ana Cristina, de 6 años de edad, los esposos Zenón Gutiérrez Rivero, de 34 años de edad, y María Paola Castillo Manzanilla, de 38 años, anunciaron que exigirán que se le aplique todo el peso de la ley al asesino porque consideran que es inhumano lo que le hizo a la inocente niña.

Añadieron que insistirán en que expulsen de esa población a los familiares del homicida “y si las autoridades no lo hacen, el pueblo lo hará”.

Gutiérrez Rivero señaló que no es la primera vez que el hoy detenido, un joven vecino, ataca a una niña.

Relató que hace un tiempo el ahora detenido secuestró, con ayuda de un pariente, a una menor de 11 años, la tuvieron con ellos dos días y luego la liberaron.

“Es la tercera vez que hacen algo así, solo que en esta ocasión le hizo daño a un bebé, pues mi hija apenas tenía seis años, era inocente, no merecía que le hagan algo así”, afirmó.

Señaló que el homicida es un vecino de él que con su familia llegó de Peto, aunque desconoce su nombre.

Seis hermanos

Ana Cristina era la penúltima de los seis hijos de la familia Gutiérrez Castillo. Sus hermanos son Pascual, de 15 años; Federico, de 13; Juana, de 11; Rosalía, de 9, y Luis Osvaldo, de 3 años.

Los menores participaron en la protesta que unos 200 vecinos hicieron en Palacio Municipal ayer luego del sepelio matutino.

Gutiérrez Rivero es campesino y su esposa es ama de casa. Según dijeron, sus hijos no entienden qué sucedió con su hermana, quien el lunes 27 iba a comenzar el segundo grado de primaria y el 7 de noviembre iba a cumplir 7 años de edad.

En la Policía se averiguó que el lunes 20, el asesino vio caminando a la menor en la calle 6 entre 15 y 17 y, como ya oscurecía y alrededor todo es monte, ahí mismo la violó y estranguló, luego la tiró en un pozo de la calle 6 entre 17 y 19, donde fue encontrada el martes a las 6:30 p.m.

Vecinos del rumbo recordaron que la menor acostumbraba pasar en esa vereda para caminar menos y llegar directo a su casa.

Indicaron que de la casa de la tía donde la niña fue encomendada el lunes 20 a la vivienda de la menor hay unas dos cuadras.

El joven señalado como el homicida fue detenido el miércoles en la mañana en una parcela donde se ocultó desde el día del crimen, según trascendió.

Se espera que la Fiscalía del Estado dé a conocer los pormenores del caso cuando acabe de integrar la carpeta de investigación.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.