martes, julio 7

Robos en costas yucatecas, cada vez más frecuentes, violentos y costosos

0
226

Pescadores locales, en alerta por alza en robos y asaltos

Federación regional de sociedades cooperativas exige a las autoridades hacer su trabajo; faltan inspectores

En los últimos años los actos delictivos contra el sector pesquero en el mar han ido en aumento en violencia y periodicidad, situación que es evidente con los últimos atracos a pescadores, los cuales han llegado al punto de ser amagados y encañonados con armas de fuego.

Esta inseguridad en altamar pone en alerta a los puertos del Estado, siendo Progreso y Dzilam las comunidades costeras más afectadas, cuyos hombres de mar son atacados de forma constante en el océano, o sus naves son robadas a la orilla de la playa.

De acuerdo con pescadores ribereños, los primeros robos fueron de colas de motor a las orillas de las playas de los puertos, donde grupos, principalmente provenientes de los municipios locales, comenzaron a llevar a cabo este tipo de atracos, situación que generó afectaciones económicas al sector pesquero de entre 10 mil y 20 mil pesos por robo.

Durante esta etapa no hubo detenciones de quienes hasta ese momento realizaban los ilícitos en tierra y huían en vehículos terrestres.

Posteriormente, los atracos evolucionaron a sustracciones de lanchas, motores y artes de pesca, en los que grupos provenientes de estados vecinos introdujeron el uso de lanchas para llevarse las naves desde las playas a altamar.

Una vez ahí, las lanchas eran desvalijadas y finalmente dejadas a la deriva. En este punto las pérdidas por robo eran de entre 70 mil y 100 mil pesos.

Este año se registró robos con uso de armas de fuego, en los cuales los pescadores eran atacados por sorpresa y amenazados con armas blancas o encañonados, mientras sus pertenecías eran transferidas a otra embarcación para luego dejar a las víctimas a la deriva.

Estos hombres de mar, en muchas ocasiones, eran rescatados por otro navío o por las autoridades que realizaban un operativo de búsqueda ante la denuncia de pescadores.

Ante esta situación, la presidenta del consejo de administración de la Federación regional de sociedades cooperativas pesqueras turísticas acuícolas y artesanales de Yucatán, Ana María Frías Salazar, exigió a las autoridades hacer su trabajo.

A principios de año, recordó, el sector pesquero convocó a todas las autoridades relacionadas con esta área y se llegó al acuerdo de que se pondría más atención al problema, “pero como siempre, fue en vano, ya que hasta el momento no se ha consolidado nada. A la fecha ha habido gran cantidad de asaltos a mano armada contra los pescadores”.

Ante esto, señaló que demandan a las autoridades cumplir cabalmente con sus obligaciones y recordó que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) sólo cuenta en el Estado con cinco inspectores, lo que no cubre la demanda para toda la costa.

Frías Salazar comentó que para mantener un control de las embarcaciones se debe prohibir las salidas de embarcaciones que no cumplan con los lineamientos de ley, o que cuenten con matrículas y certificados de seguridad marítima.

Se considera que el principal “foco rojo” de presencia delictiva es la caleta, ya que dicho sitio ha sido “invadido” por gente de la que no se tiene registro ni se conocen sus antecedentes.

Fuente: Novedades de Q Roo

Comments are closed.