domingo, septiembre 22

Rosario Robles alertó de anomalías a Peña; Meade también sale raspado

0
412

No hubo omisión, porque cuando la ASF informó de las irregularidades, ella ya no estaba en el cargo, alega la defensa

Rosario Robles Berlanga aseguró que sí informó, a través de la línea roja, al entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, sobre las supuestas irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

En una entrevista realizada por su defensa y presentada como dato durante la audiencia de ayer, se detalló también que Robles Berlanga informó al titular del Ejecutivo federal en giras de trabajo o durante las reuniones de gabinete.

Sí le puso en conocimiento al titular del Poder Ejecutivo federal, a través de la red federal (línea roja). También la forma de comunicación era a través de las reuniones de gabinete. Carece de todo sustento que se diga que Rosario Robles Berlanga no informó a su superior jerárquico sobre estas presuntas irregularidades”, señaló la defensa.

El excandidato presidencial José Antonio Meade también salió raspado durante la audiencia de ayer sobre las investigaciones realizadas a Rosario Robles, pues uno de los puntos torales del abogado de la exsecretaria de Estado para intentar derribar los argumentos e imputaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) fue que cuando la ASF informó sobre los supuestos contratos irregulares en la Sedesol, su defendida ya no era titular de dicha dependencia, por lo que la omisión de la que se le acusa no recaería sobre ella.

Incluso se destacó el acta de entrega-recepción de la Sedesol, en agosto de 2015, de Robles al exabanderado priista y el informe en el que se mencionan las irregularidades no solventadas.

Según el equipo legal de la exfuncionaria, muchas de las anomalías detectadas por la ASF fueron reportadas cuando Meade Kuribreña, Luis Miranda o Eviel Pérez eran titulares de la Sedesol, durante la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que “le correspondía al entonces titular de la Secretaría revisar los dictámenes y actuar en consecuencia”.

Por ejemplo, la defensa mencionó que uno de los convenios, firmado el 6 de marzo de 2013 entre la Sedesol y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, fue revisado por la ASF y las irregularidades dadas a conocer hasta el 4 de septiembre de 2015 por lo que, respecto a la temporalidad, “para esa fecha Rosario Robles Berlanga ya no era titular de la Sedesol y no pudo incurrir en omisión”.

Otro de los argumentos de los abogados fue que el Ministerio Público de la Federación busca imputar a Robles acciones de terceros, tales como autoridades de universidades estatales sobre los que su defendida no tenía competencia.

Al iniciar la continuación de la audiencia inicial, el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo decretó un receso de 50 minutos para que la Fiscalía General de la República revisara los datos de prueba presentados por la defensa de Rosario Robles.

Lo anterior luego de que la tarde de este lunes los fiscales se negaran a recibir los registros de investigación que llevaron los abogados a la sede de la Fiscalía para acreditar la inocencia de su defendida. Incluso el juez regañó a los agentes ministeriales por no hacer su trabajo con tiempo.

Al cierre de la edición impresa de Excélsior la audiencia continuaba en desarrollo y aún no se definía la situación jurídica de Robles.

Fuente: Excelsior

Leave a reply