martes, noviembre 30

Sanae Takaichi anuncia candidatura para convertirse en la primera mujer que gobierne Japón

0
177

La política informó que una de sus prioridades como Primera Ministra será “reconstruir la economía” con un plan continuista de flexibilización monetaria y de estímulos

La exministra nipona de Interior y Comunicaciones, Sanae Takaichi, anunció hoy su candidatura para liderar el partido gobernante de Japón y para convertirse en la primera mujer que encabece un Ejecutivo en este país.

Takaichi, de 60 años, hizo público este miércoles que se presentará a los comicios internos del Partido Liberal Demócrata (PLD) que se celebrarán el próximo día 29 para elegir al nuevo líder de esta formación.

El ganador de estos comicios sucederá a Yoshihide Suga, actual líder del partido y primer ministro nipón, y se convertirá en el candidato de esa fuerza conservadora de cara a las elecciones generales que deben convocarse antes de fin de noviembre.

Takaichi se sitúa en el espectro más a la derecha del partido y estaría apoyada por el ex primer ministro Shinzo Abe, según los medios nipones, que también apuntan a que la candidata parte con menos respaldo dentro de la formación que el exministro de Exteriores Fumio Kishida, también aspirante al puesto.

¿Cuál es la agenda de propuestas de Takaichi?

La política señaló en rueda de prensa que una de sus prioridades será “reconstruir la economía” con un plan continuista de flexibilización monetaria y de estímulos a través de una gran movilización fiscal para reactivar los sectores más castigados por la pandemia.

Otro de los puntos claves de su programa será “reforzar las capacidades de Defensa” y “proteger el territorio y los recursos de Japón”, además de retomar la vieja aspiración de Abe y algunos de sus predecesores de reformar la Constitución nacional para dar más competencias a las Fuerzas de Autodefensa (Ejército).

Takaichi también señaló que en caso de ganar los comicios internos de su partido y unas hipotéticas elecciones nacionales impulsaría un cambio legistlativo para permitir que sea posible imponer el confinamiento de la población en Japón para contener al virus, como se ha hecho en otros países.

Suga, quien llegó al poder en septiembre de 2020 tras la renuncia de Abe por motivos de salud, atraviesa una grave crisis de popularidad debido sobre todo a su gestión de la pandemia, y en ese contexto anunció el pasado viernes su renuncia a seguir liderando el partido, por lo que no optará a ser reelegido como primer ministro.

Fuente: El Heraldo

Leave a reply