lunes, enero 27

Sargazo, en planes de Protección Civil

0
584

El problema del sargazo ha cobrado tal magnitud que a partir del próximo año debería ser incluido dentro de los planes de protección civil, así como en los atlas de riesgo de los municipios de Quintana Roo, señaló el coordinador de Asesores de la Asociación de Profesionales en Protección Civil de la República Mexicana, Rubén Borau García.

Entrevistado durante el primer Encuentro de Alto Nivel del Gran Caribe sobre el Sargazo, Rubén Borau explicó que, dadas las condiciones actuales, y en virtud de cómo se da el desplazamiento del alga, lo importante para los países de la región y los destinos vacacionales, es tener un plan local que a su vez se extienda a otros niveles de gobierno.

En el caso de Quintana Roo y México, detalló que el mecanismo debe ser a partir de ahora a manera de prevención, para evitar daños colaterales en la economía de los destinos turísticos del Caribe mexicano.

“Tras el panorama que se ha establecido con el tema del sargazo, es momento de que realmente se incluya el problema dentro de los planes de protección civil, así como en los atlas de riesgo de los municipios. Esto debe ser primordial para encontrar una postura real de contención y no paliativos”, puntualizó el entrevistado.

De acuerdo con el coordinador de asesores de la Approcrem, actualmente en Quintana Roo existen dos tipos de sectores en torno al sargazo: unos que quieren hacer negocio con el problema, y otros que buscan realmente encontrar soluciones.

Lo anterior, dijo, se debe a que dentro del problema se ha buscado desde hace años hacer negocio, y por ello las autoridades han tenido que enfrentar otro tipo de situación sobre el sargazo.

“Aquí es claro que existen dos grupos en torno al problema, los que quieren hacer negocio y los que realmente buscan una solución en pos de un bien común. Y para ejemplificar esto bastaría con preguntarle a los gobiernos municipales cuántos se han acercado a las autoridades ofreciendo soluciones al problema del sargazo a cambio de presupuestos”, destacó Rubén Borau.

Sobre la problemática que enfrenta el Caribe, el experto en temas de Protección Civil detalló que el movimiento del sargazo es importante para la conectividad en el sistema marino, pues es hábitat y refugio de una gran cantidad de especies.

Su arribo a las costas del Caribe mexicano es un fenómeno natural recurrente y no es exclusivo de México. Durante el verano del 2011 ocurrió un arribazón anómala de sargazo considerada como un evento de “escala oceánica”, abarcando las costas este del mar Caribe (sur de Cuba y las Antillas Menores) y el oeste de Africa (desde Sierra Leona hasta Ghana).

El año 2015 se consideró atípico por las grandes cantidades que arribaron, cuantificando 320 metros cúbicos de sargazo por cada kilómetro de playa por día, durante el mes de agosto.

A principios de 2015 la presencia de grandes cantidades de sargazo en las playas se hizo una constante. Estos arribazones en las playas de Quintana Roo se mantuvieron hasta diciembre de ese año, afectando prácticamente a la totalidad de playas de los cinco municipios.

“El arribazón masivo de sargazo de 2015 y hasta en 2018 en las costas de Quintana Roo está provocando diversas afectaciones, especialmente en las actividades turísticas y de conservación, ya que abarca temporadas vacacionales y la temporada de anidación de tortugas marinas”, indicó.

A decir de Rubén Borau, más allá del impacto al turismo en el sureste mexicano, el sargazo representa además una consecuencia grave del cambio climático y la contaminación del planeta, particularmente de mares y océanos.

Fuente: PorEsto

Leave a reply