viernes, noviembre 22

Se atraviesa por un balón

0
1651

“Detrás de cada pelota siempre habrá un niño”, reza un viejo dicho para los automovilistas, pero al guiador de una camioneta se le olvidó y para no atropellar a un menor chocó con un árbol y otro vehículo de la avenida Madero, dejando cuantiosos daños y dos heridos.

El accidente ocurrió cerca de las 6:30 de la tarde, cuando una camioneta tipo Ranger transitaba por la mencionada avenida de la colonia Francisco I. Madero.

El conductor relató a la policía que vio que salió botando una pelota de una cancha de fútbol y cuando estaba llegando a ella de pronto se le atravesó un niño que corrió a recoger ese balón.

Desesperado, agregó, trató de no atropellar al menor pero perdió el control del volante y se subió al camellón, chocó con un árbol y lo arrancó de raíz. Todavía la camioneta se subió al camellón y arrastró el árbol.

“Yo estaba desesperado, no sabía qué hacer, no podía controlar la camioneta, y pues le pegué al coche”, señaló el conductor, pues la camioneta terminó chocando de frente con un automóvil marca Chevrolet tipo Aveo que se aproximaba en el otro sentido de la vía.

En ese vehículo viajaban dos menores que resultaron golpeados, pero sin lesiones de gravedad, de todas maneras fueron valorados por paramédicos de la SSP.

La policía cerró la calle y todos se quedaron en espera del perito de Tránsito, quien se encargaría de deslindar las responsabilidades en este hecho.— Gabriel Chan Uicab

Peligrosa carrera
La mala costumbre de cruzar sin precaución para recoger una pelota en la calle estuvo a punto de costarle la vida a un niño en la colonia Francisco I. Madero.

Doble accidente

Aunque por fortuna un conductor logró evitar el atropellamiento, perdió el control del vehículo, chocó con un árbol mque derribó, pasó el camellón y chocó con un Aveo que iba en el otro lado de la vía.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply