martes, septiembre 17

Se comete un suicidio más en Yucatán, luego de haberse roto récord anual

0
123

Un octogenario sin familia se ahorca en Tzucacab; también se cuelga un joven en Tizimín, pero su hermanito lo descuelga a tiempo

El susto de su vida se llevó Feliciano T. al llegar, como de costumbre, a visitar a su cuate Rigoberto G. C. y encontrarlo suspendido en el interior de su casita de paja y en avanzado estado de putrefacción.

Eran las dos de la tarde de este sábado cuando Feliciano agarró su biblia y se dirigió a la calle 30 entre 43 y 45 de la placita para estar un rato con su solitario amigo, a quien frecuentaba para platicar cosas de la vida y estudiar la palabra de Dios.

El ambiente raro y de tensión se empezó a sentir cuando Feliciano llegó al lugar y no veía a su viejo amigo, por lo que ingresó al terreno y se fue hasta la casita de paja, lugar donde Rigoberto pasaba sus días y lamentaba el abandono de sus hijos y familiares.

Fue al acechar en el interior del predio, cuando el pobre hombre casi se desmaya al ver a Rigoberto, de 84 años, suspendido de una soga.

Don Rigoberto vivía solo, en la pobreza y decepcionado de la vida, pues sus hijos no lo venían a visitar y siempre decía que solo estaban esperando a que él muera para pelear por un extenso pedazo de terreno familiar.

Intento

Por otro lado, Iván Antonio O. M., de 32 años, intentó privarse de la vida en el baño de un predio ubicado en la calle 62-A x 73 y 75 de la colonia Sebastián Molas de la ciudad de Tizimín la tarde de este sábado.

Se sabe que se encontraba bajo los efectos del alcohol e ingresó al baño, y luego de un tiempo, su hermano menor abrió la puerta y al no ubicarlo en la taza del baño empujó la puerta y lo vio colgado y con una cinta de bisutería en el cuello.

De inmediato lo descolgó y le salvó la vida.

Al lugar llegaron elementos de la SSP, cuyos paramédicos valoraron al individuo y determinaron que no requería ser trasladado al nosocomio, debido a que no presentaba lesiones de gravedad.

Récord de suicidios

Cabe resaltar que, de acuerdo a reportes oficiales de la Secretaría de Salud de Yucatán, al corte del 24 de diciembre un total de 230 personas se habían quitado la vida en el Estado, lo que es la cifra más alta en los últimos tres años (hubo 195 suicidios en 2016 y 226 el año pasado).

Por si fuera poco, a los 230 hay que sumar otros dos posteriores: el de un hombre de origen belga, de 37 años, que se quitó la vida en su casa en Sodzil Norte el día 28 y el caso que arriba en esta misma nota relatamos, ocurrido en Tzucacab.

Fuente: Novedades de Yucatán

Comments are closed.