viernes, diciembre 3

Se reembolsará el 100% a turistas del crucero Mergaviglia en Cozumel

0
508

 

Tras el percance ocurrido por las sospechas de un caso de coronavirus, la naviera MSC Cruceros informó que reembolsará el 100% de la tarifa a los 4,580 pasajeros del Mergaviglia que atracó en Cozumel.

Los pasajeros permanecerán un día completo en esa zona y hoy desembarcarán en la isla.

Hoy vuelve a EE.UU.

El barco zarpará esta noche para regresar a su puerto base de Miami, Florida, el domingo 1 de marzo, se indicó este viernes.

La empresa dio a conocer que el crucero en Cozumel recibió un “certificado de buena salud” por parte de funcionarios mexicanos de salud.

Esto fue luego de los controles médicos de un integrante de la tripulación y una joven pasajera que tenían gripe estacional común, tras el arribo del barco a México.

“Las autoridades mexicanas siguieron los protocolos marítimos correctos mediante los cuales un barco proporciona por adelantado los registros médicos de cualquier pasajero o miembro de la tripulación que esté o haya estado mal en el próximo puerto que visita”, afirmó Pierfrancesco Vago, presidente ejecutivo de MSC Cruceros.

Pruebas médicas en el navío
Expertos en salud abordaron el barco para verificar la condición médica de un integrante de la tripulación (de 27 años) y la pasajera adolescente (de 13 años) ayer.

Además de las comprobaciones que habitualmente se ejecutan para dar a un barco un estado de salud limpio, por precaución les realizaron pruebas adicionales.

Los resultados se probaron en un laboratorio de la Secretaría de Salud federal en Chetumal.

Determinaron que la condición de ambos no encuadraba con el cuadro operacional de coronavirus Covid-19.

Viaje cancelado

El ejecutivo recordó que el buque no había podido hacer las paradas programadas a Ocho Ríos, Jamaica y George Town, Gran Caimán.

Por ello, las autoridades locales habían ignorado los mismos protocolos de salud y en Cozumel comprobaron que no había riesgos.

Nos gustaría agradecer a las autoridades mexicanas por su profesionalismo preventivo en salud, pues es la única forma de demostrar certeza a las poblaciones en tierra, así como a los pasajeros y la tripulación”

“Las decepcionantes decisiones de Jamaica y Gran Caimán de prohibir la entrada a nuestro barco para permitir que nuestros pasajeros disfrutaran de sus islas nacieron del miedo, no de la mejor práctica médica”, dijo.

“Esto llevó a una ansiedad innecesaria e injustificable no solo para nuestros pasajeros y tripulación, sino en todo el sector turístico del Caribe y posiblemente incluso más allá”, lamentó el directivo.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply