miércoles, mayo 22

Secretaria del Trabajo de AMLO promete empleo para 2.6 millones de jóvenes

0
73

El gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador emprenderá una gran estrategia que ayudará a pacificar al país, plan en el que se contempla integrar a 2 millones 600 mil jóvenes a universidades, empresas privadas y al sector público, para atraerlos y aprovechar el gran potencial que tienen, afirmó Luisa María Alcalde Luján, propuesta como secretaria del Trabajo y Previsión Social para la próxima administración.

En entrevista con EL UNIVERSAL, subrayó que “todos debemos ayudar a pacificar al país y nosotros pondremos nuestra parte con la integración de jóvenes que han sido rechazados de universidades y que quieren tener una oportunidad”, para lo que se desarrollará un programa —que se presentará en dos semanas y que tendrá una inversión de 108 mil millones de pesos— en el que se les dará a los inscritos una beca de capacitación con un pago de 3 mil 600 pesos mensuales.

Luisa María Alcalde —quien dijo que la STPS podría cambiar de nombre a Secretaría del Trabajo y del Empleo— destacó que uno de los retos de esta instancia será mejorar el salario, que deberá quedar, como un primer paso, de 100 pesos diarios, hasta llegar a cubrir la canasta básica. El aumento será, dijo, de manera paulatina.

“El salario mínimo es una figura que se pulverizó, que perdió su capacidad y que perdió su sentido de existencia, porque nadie puede vivir con 88.36 pesos diarios”.

Sobre la descentralización de la secretaría a LeónGuanajuato, adelantó que en los próximos días presentará un plan al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en el que se plantea que primero se muden órganos de dirección a partir de principios de 2019.

¿Cuáles son los retos que se tienen en materia laboral para el próximo gobierno?

—Tienen que ver con la calidad en el empleo y el salario. Necesitamos ir mejorando las condiciones de trabajo.

Habrá varios temas centrales y ahora se abre una enorme oportunidad para una transición en la cultura laboral. Por un lado, porque hay un nuevo contexto constitucional, a partir de la reforma que se aprobó en febrero del año pasado, que cambia muchas reglas del juego en el mundo del trabajo.

¿Cuál es la idea?

—Que exista esta transición de la justicia laboral al plano judicial, eso va a abrir la posibilidad de que sea imparcial y dependa del Poder Judicial. Por otro lado, se crea un nuevo órgano autónomo para todo lo que tiene que ver con registros sindicales, contratos colectivos y eso también me parece que va ayudar mucho a transitar a una verdadera independencia, donde no haya injerencia del gobierno en las organizaciones de los trabajadores.

Un elemento más es esta idea de la consulta previa a la firma de los contratos colectivos que se establece en la Constitución, que es una enorme oportunidad para transitar y pensar en defender la libertad y la democracia sindical en nuestro país.

¿Y sobre el empleo?

—Vamos a emprender un programa muy importante que se llama Jóvenes construyendo el futuro. Atenderá a 2 millones 600 mil muchachos. La idea es que 300 mil de estos que quieran estudiar una carrera universitaria, lo puedan hacer y que 2 millones 300 mil más se capaciten en los centros de trabajo.

¿Cómo se hará?

—Crearemos una red de empresas tutoras que se comprometan a que los jóvenes se integren a los diferentes centros de trabajo y se puedan capacitar, y a partir de eso, tener mejores herramientas, así como experiencia profesional que les permita incorporarse al mercado laboral.

Se atenderá a esa juventud que se ha quedado sin oportunidades de estudiar, porque cuando hacen los exámenes de admisión para entrar a la universidad, según esto no los pasan, cuando en realidad no hay cupo. Se abrirán esos espacios en las universidades y se atenderá a los que quieran capacitarse en oficios alrededor del país. Ese va a ser un programa madre.

¿Cuánto se va a solicitar de presupuesto para el programa?

—Tiene un presupuesto de 108 mil millones de pesos para atender a los 2 millones 600 mil jóvenes. Se pretende darles una beca de capacitación en el trabajo pagándoles 3 mil 600 pesos mensuales. Este programa iniciará a partir de diciembre.

Hay quien dice que con impuestos se mantendrá a los ninis…

—No se trata de mantener ninis, por el contrario, la beca que se va a dar es para estudiar una carrera o para capacitarse en un centro de trabajo. Serán 300 mil para que entren a las universidades y 2 millones 300 mil para capacitarse en un centro de trabajo. La gran mayoría entrará a empresas privadas, al sector público y social.

Todos debemos ayudar a pacificar al país y nosotros pondremos nuestra parte con la integración de jóvenes que han sido rechazados de universidades y que quieren tener una oportunidad, porque hay un enorme capital de talento. No puede ser que un gobierno rechace a esos jóvenes. La idea es integrarlos y que las empresas puedan ser tutoras.

¿Qué se hará para generar un salario digno?

—Una de nuestras prioridades será la recuperación del salario mínimo. Vamos a estar acompañando el proceso que permita una recuperación paulatina, habrá un programa para la frontera norte en el que se pretende duplicar el salario mínimo.

¿De cuánto deberá ser el salario mínimo en el país?

—Nuestro plan es la recuperación paulatina para estar en condiciones de que cualquier hombre y mujer con su trabajo, pueda vivir con dignidad.

Todo eso con responsabilidad, vamos a ir viendo, pero la recuperación tiene que ser una realidad. No vamos a poner cifras exactas por ahora, pero la idea es que para 2019 tengamos una recuperación significativa.

¿Con 88.36 pesos del salario mínimo diario actual alcanza para cubrir la canasta básica?, ¿con cuánto puede surtirla un trabajador?

—Si nos vamos a la línea de bienestar que establece el Coneval, está hoy por los 100 pesos. Eso tiene que ser sin duda un primer paso, de entrada, pero eso no es suficiente, porque no nada más se trata de que pueda subsistir la persona que vive de su trabajo, sino que también tiene hijos o personas que dependen de él.

Entonces, la idea es una recuperación paulatina, constante, que permita que garanticemos que las mujeres y hombres que viven en este país y trabajan puedan cubrir sus necesidades básicas.

¿Cuáles serían entonces los principales puntos de la estrategia de gobierno en materia laboral?

—Número uno, recuperación del salario mínimo; número dos, el programa Jóvenes construyendo el futuro; número tres, ir, a partir de la reforma laboral, en una transición de una nueva política en materia de justicia en el trabajo y en materia de sindicatos, de libertad y democracia sindical, y finalmente, poner muchísima atención en subcontratación abusiva, en informalidad y en contratos con honorarios.

¿Cómo se dará la descentralización de la Secretaría del Trabajo a León, Guanajuato?

—Estamos haciendo un plan, porque será todo un proceso y, como tal, tiene sus pasos. Apenas estamos viendo inmuebles en León, Guanajuato, y en unos días vamos a presentar al [virtual] presidente electo cómo sería este proceso paulatino.

¿Cómo sería ese proceso?

—Apenas estamos haciendo el plan, ojalá podamos lograr que algunos órganos de dirección se pudieran ir a partir de principios de 2019. No se iría toda la secretaría, va a ser un proceso, pero algunos cargos altos o funcionarios de la secretaría pueden empezar a operar ya en León, Guanajuato.

¿Se seguirá llamando Secretaría del Trabajo y Previsión Social?

—Estamos viendo eso, estamos pensando en que se llame Secretaría del Trabajo y del Empleo.

¿Qué pasará con los trabajadores de base en este proceso de descentralización?

—Los trabajadores deben estar tranquilos porque se respetarán sus derechos y salarios. La idea es más bien bajar los sueldos de los de arriba, recortar todas las duplicidades de funciones, porque la idea es aumentar los sueldos de los de abajo.

El Universal

Comments are closed.