viernes, mayo 29

Sector panadero lucha contra la crisis causada por pandemia

0
589

Aumentos en insumos y bajas ventas tienen al sector panadero en una situación crítica, dieron a conocer los líderes de estos sectores Samuel Balam y Héctor Mena Trejo, titular de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa) quienes coinciden en que las ventas se mantienen entre 50 y 60 por ciento, aunado a la falta de apoyos reales de parte del Gobierno Federal, por lo que algunos pequeños negocios están a punto de cerrar definitivamente.

“Seguimos trabajando a un 50 ó 60 por ciento de nuestra capacidad; por lo que no es la ganancia esperada, pero lo bueno que ha salido para los costos y sobre todo para el pago de empleados ya que lo de lo que se trata es de que mantengamos a la panadería funcionando, ya que no podemos hacer más porque muchos de nuestros clientes están parados”, detalló el representante de la Unión de Panaderos Campechanos “Alberto Chávez”, Samuel Balam Horta.

Dijo que por el momento, dentro de la cámara “no hay perdidas pero tampoco ganancias concretas con las ventas”, por lo que recalcó que han tenido que implementar ciertos ajustes en cuanto a los gastos de las empresas para poder mantenerse. Como ejemplo señaló que algunos han tenido que prescindir del mantenimiento de las maquinarias tan frecuentemente como se debería, ya que estos serían gastos extras que no se pueden sobrellevar ante la pandemia.

Recordó que cada panadería tiene su forma particular de trabajar y muchos de ellos han optado por el servicio a domicilio, ya sea en triciclos o vehículos particulares, siempre con las medidas de prevención adecuadas.

CANAINPA
Por su parte, el representante de la Canainpa, Héctor Mena Trejo, señala que la pandemia y la temporada de calor han venido a recrudecer la crisis en el sector, esto aunado a los aumentos en los insumos, por lo que están gestionando y buscando apoyos y/o oportunidades para el sector.

“El sector no está en sus mejores días; tampoco está en una situación deplorable, pero si está en una situación drástica porque no tenemos los mismos ingresos, porque al final mantenemos a los mismos empleados, al ser uno de los sectores que ha mantenido a toda su plantilla laboral aguantando esta situación”, dijo, por lo que se estaría realizando un ajuste en los precios según lo acordado con la cámara.

Aclaró que estos ajustes no son incrementos en los productos para generar más utilidades, sino serán para mantener a flote las empresas amortiguando así las alzas a los precios en insumos.

Los incrementos van aproximadamente del 10 al 15 por ciento del valor actual en el mercado en algunos insumos como el saco de harina, que pasó aproximadamente de 378 a 430 pesos.

El saco de azúcar que costaba entre de 780 a 800 pesos ahora está en 996 pesos; la levadura tenía un costo de 670 a 870. La caja de huevo oscilaba entre 550 a 580 ahora se encuentra entre 600 a 700 pesos, por lo que esto no solo afecta al sector panadero sino a todos los que consumen estos productos.

Recalcó que pese al trabajo y apoyo que el gobierno estatal y municipal han llevado a cabo en Campeche, en el país se tiene una gran incertidumbre en el tema, ya que hay muchas cosas que están mal hechas y mal planeadas, por lo que llama a que el gobierno federal sea responsable y busque los mecanismos adecuados para ayudar al empresariado, ya que estos son la base de la economía en el país.

Tortilleros también sufren
El sector tortillero también se ha visto afectado en este sentido, sin embargo se mantiene firme para poder salir adelante, ya que la venta ha disminuido en cerca de un 60 por ciento, esto debido a que la ciudadanía por la cuarentena no sale a comprar a los establecimientos, según indicó Mauro Chan Canto, titular de los tortilleros de Campeche.

Recalcó que están en una situación difícil ante los aumentos de insumos y servicios como energía eléctrica, así como los impuestos y otras obligaciones que tienen con sus empleados como el seguro y sus sueldos, los cuales se está buscando mantener.

Tanto las tortillerías como tienditas de “barrio o tradicionales” son aquellos establecimientos donde las personas tienen menos poder adquisitivo, por lo que hace un llamado a los comerciantes de este sector para poder contribuir a la economía local, sobre todo ahora que se empieza a contemplar el regreso a la supuesta normalidad.

Fuente: Novedades Campeche

Leave a reply