viernes, octubre 23

Septiembre el mes con más riesgo de impacto ciclónico

0
75

Con información de Ariel Irigoyen

El Capitán Regional de Puerto Progreso, Bernardo Crespo Silva informó que apesar de que en el Atlántico hay intensa formación de tormentas tropicales que evolucionan a huracanes, ningún peligro ha representado para la Península de Yucatán, más bien éstos fenómenos se han dirigido y han impactado a los Estados Unidos y otros países del Caribe, pero la alerta se mantiene vigente para la Península.

Agregó que septiembre es uno de los meses de más alto riesgo de que un huracán o ciclón golpee a nuestro Estado, ya ocurrió con “Gilberto” el 14 de septiembre de 1988 y con “Isidoro” el 22 de septiembre del 2002, ambos fueron muy destructivos.

Comentó que ya estamos por terminar septiembre esperando que no haya riesgo de la presencia de un fenómeno meteorológico en la Península de Yucatán, falta octubre que es otro mes de alto riesgo pero a mediados de este mes ya deben de comenzar a enfriarse las aguas del Atlántico y del mar Caribe, disminuyendo la formación de fenómenos.

Recordó que la temporada de prevención de huracanes y ciclones tropicales en la Península de Yucatán es del primero de junio al 30 de noviembre, incluso ya se adelantó la temporada de frentes fríos y los que se han formado han sido muy débiles, pero en octubre ya comienzan a ser más fuertes, disminuyendo la evolución de fenómenos meteorológicos tanto en el Atlántico como en el Caribe.

Aseveró que los frentes fríos que ocasionan “nortes” llegan con más fuerza a Yucatán a finales de octubre y noviembre, también hay “nortes” muy intensos en diciembre, enero y febrero, la temporada termina hasta el mes de mayo.

“Hay buen tiempo para las embarcaciones pesqueras y para los pescadores ribereños porque los frentes fríos que se han formado han sido débiles, cuando ya empiecen a llegar con más fuerza e intensidad, obliga al cierre de todos los puertos del litoral yucateco y para las embarcaciones de mediana altura y lanchas ribereñas”, concluyó.

Leave a reply