lunes, agosto 2

Severo impacto al comercio por alzas en tarifa eléctrica

0
80

Todo aumento a los insumos básicos de las empresas las pone en riesgo de cerrar, sobre todo en momentos como el que se está viviendo, en plena pandemia, con una economía en proceso de reactivación, y el impacto que se genera en los consumidores finales por los ajustes que se realizan en los precio.

Así lo consideraron los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial, Víctor del Río R. de la Gala; el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Rafael Ruiz Moreno; el dirigente de la Cámara Mexicana de la Construcción, Edgar Curmina Rodríguez, y el dirigente estatal de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Tapia López, ante el anuncio de incremento a las tarifas de la Comisión Federal de Electricidad, que ya se empezó a reflejar en los recibos.

El dirigente del Consejo Empresarial reconoció que todos los incrementos son perjudiciales, y más en momentos como los que se viven en todo el país, con la pandemia y la lenta reactivación de la economía y, aunque pudiera entenderse que en ocasiones es inevitable el aplicar los aumentos, como en el caso de la energía eléctrica, no por ello deja de afectar.

Sobre todo, dijo, cuando el poder adquisitivo no es bueno, y se impacta seriamente al sector empresarial y al a sociedad en general, porque no hay un crecimiento económico, y si se suman estos reflejos en servicios básicos, como la energía en los domicilios y comercios, se corre el riesgo de que muchas empresas o ajusten igual sus costos o cierren definitivamente.

“Nunca es un buen momento para un incremento, pero hoy en día es el menos indicado, indudablemente hay riesgo de cierre de empresas no solo por el incremento en las tarifas de luz, sino también por muchos factores, si la economía no se reactiva del todo y la epidemia sigue, cualquier incremento en insumo o servicio, puede colapsar una empresa”, advirtió.

El presidente de la Canaco en Campeche, Carlos Tapia López, calificó como un golpe muy duro para todo el sector comercial y los hogares, el incremento que aplicó la CFE a sus tarifas, reflejándose en recibos con el 100 por ciento de más en comparación al bimestre pasado, lo que hace cada vez más pesado asumir este costo fijo que se tiene que cubrir.

Consideró inapropiado que la CFE tomara esta decisión de cargar en los ciudadanos el pago por la emergencia sucedida en el mes de febrero, sobre todo porque aún está vigente la pandemia, mucha gente se quedó sin trabajo, otros tantos enfermaron o perdieron algún familiar, mostrando nula sensibilidad por parte del Gobierno Federal.

“Al parecer se justifican por un tema de inflación, el problema con la distribución de gas, entre otras cosas, pero recordemos que existen subsidios que deben ser canalizados en estos casos, en lugar de estar tirando ese dinero en supuestas becas donde no se ha tenido ningún resultado, regalando recursos sin justificación alguna”, señaló.

Tapia López confirmó el grave riesgo en el que se encuentra el sector comercial en estos momentos con un incremento como el que está aplicando la CFE, y lo va a resentir la ciudadanía, pues los comercios incrementarán sus costos y no será por culpa de ellos, sino por un tema de utilidades, o se perderán empleos con el cierre de comercios.

Por su parte, el presidente en Campeche de la Coparmex, Rafael Ruiz Moreno, detalló que todo lo que sea energético impacta fuertemente en los costos del sector empresarial, sobre todo dependiendo del giro del que se trate y, en este caso, las que ocupan primordialmente la energía eléctrica, van a tener serios problemas en su economía.

Explicó que, en el sector industrial, sobre todo, el factor de la energía eléctrica en sus costos representa un porcentaje muy alto y, aunque muchas de ellas ya tienen sus propios programas de ahorro y de generación propia de energía, en la pequeña industria, el incremento en las tarifas, provoca cierres y con ello también desempleos.

“Nos saca de competitividad, eso es lo más importante. En sí, el precio de la energía en México es muy alto, llámese eléctrica, gas, combustible, comparado con países como Estados Unidos y Canadá, con los que tenemos una relación de Tratado de Libre Comercio, en donde abrimos fronteras, pero no podemos competir con el costo que ellos pagan por esas energías y lo que pueden llegar a producir”, comentó.

Mientras que el presidente de la CMIC en la entidad, Edgar Curmina Rodríguez, advirtió que la industria de la construcción ya venía arrastrando de por sí una situación complicada desde que se inició la pandemia, al frenarse muchos proyectos de infraestructura, por lo que esta nueva alza a la energía eléctrica, pudiera ser el fin de muchas empresas.

Destacó que cualquier incremento afecta a las empresas constructoras, por lo que revisarán cuánto es el alza que plantea la CFE, y analizar el impacto que va a tener al juntarse con el aumento en el precio de los combustibles que ha estado imparable, afectando los costos de producción, llamando a un acuerdo para subsidiar estos costos.

“Hay que considerar que las empresas son las que generan los empleos, de todo tipo, entonces cualquier impacto a los costos de producción afecta a la operatividad, y lo que buscamos es mantener nuestra plantilla de trabajadores, pero requerimos el respaldo de los Gobiernos a fin de seguir generando economía y que no se pierdan todos esos empleos”, puntualizó.

Fuente: Novedades Campeche

Leave a reply