sábado, enero 23

Sí abrirán Malecón Tajamar

0
406

Tajamar Cancún, que reabrirá su circulación para acceso de la población luego de tres años de un secuestro permitido por la autoridad y la ciudadanía derivado del histórico enfrentamiento a muerte entre grupos ambientalistas radicales y el sector empresarial bajo el argumento de preservación y desarrollo, donde la corrupción, la falta de transparencia, la inseguridad, el abandono, el oportunismo y la voracidad volvieron a ser los protagonistas reales de esta historia.

Malecón Cancún, diseñado y proyectado desde el Plan Original Maestro de Cancún, inició su historia en los años 70s, cuando el desarrollo del destino era mínimo, pero ya proyectaba esta zona como un polígono fundamental para el destino.

El polígono de 74.24 hectáreas, se fue rezagando en su desarrollo derivado de los primeros litigios legales que se enfrentaron en los predios y que llevaron al Fonatur en los años 90s a cambiar el nombre de Malecón Cancún a Tajamar Cancún.

Superada la disputa, en 2003 durante la administración del entonces director general de Fonatur, John Maccarthy, se obtuvo el registro del “Programa de obras del CIP Cancún” en el cual, se estableció la urbanización del predio conocido hoy como Malecón Tajamar y en 2006, se inicia la urbanización en forma.

Previo a ello, siendo todavía titular José Luis Luege Tamargo, la Semarnat autoriza el cambio de uso de suelo forestal a urbano y en 2011, se otorgó la ampliación de la vigencia de dicha autorización de cambio de uso de suelo en favor de Fonatur.

Durante estos años, el Fonatur fue obteniendo vigencias y ampliaciones de sus autorizaciones para desarrollar el proyecto, todo previo a la modificación que hiciera la Ley General de Vida Silvestre donde quedaba la prohibición para la remoción, relleno, trasplante, poda o cualquier obra o actividad que afecte la integralidad del flujo hidrológico del manglar, lo que mantenía vigente este predio de sus autorizaciones.

Con esto, inició el proceso de urbanización de la zona donde se invirtieron, de acuerdo a informes del propio Fonatur, más de 618 millones de pesos en el periodo del 2003 al 2012, para dar pie a la comercialización de 43 lotes. Todo ello se desarrollo sin la presencia ni manifestación de grupos ambientalistas.

La dotación de infraestructura se realizó en el periodo 2006-2012 e incluyó la construcción de vialidades, guarniciones y banquetas; la instalación de drenaje sanitario y pluvial; la electrificación y el alumbrado público; y la lotificación de los terrenos en venta que daban origen al malecón de Cancún.

Con la conclusión de la urbanización, el Fonatur entregó a la Semarnat una donación de 3,533 hectáreas para la creación del Área Natural Protegida Manglares de Nichupté, luego de un despido público que hiciera el propio Felipe Calderón al titular de la Semarnat en Quintana Roo por la devastación de mangle, lo que sentaba el precedente en la zona de que en el Malecón, ya se había impactado la zona.

Con esta donación, en 2013, ya en proceso de comercialización de los 43 lotes, el entonces presidente Enrique Peña Nieto, crea un fideicomiso conformado por Fonatur, el municipio de Benito Juárez y la Asociación Civil Patronato Ecopark Cancún para el desarrollo y operación de un parque, que sería el más grande de la historia de la península de Yucatán y que estaría a punto de arrancar obra.

Así también, se otorga por parte del Fonatur un pequeño predio para concretar una rampa pública de salida de embarcaciones, una de las demandas más prioritarias del destino en temporada de huracanes.

En medio de la colocación de predios, cuya venta refiere el Fonatur por el orden de los 2 mil millones de pesos, también se hacen entregas en comodato a la Iglesia Católica para generar en un predio una Basílica y se hace el intercambio de un predio a la empresa Bi & Di, a cambio del predio que se había vendido en Playa Delfines, otro de los polémicos proyectos, adicional a un predio más otorgado al propio municipio para lo que se pretendía fuera el traslado del Gobierno Municipal.

Todo el camino para que este desarrollo que estaría generando, según estimaciones del Fonatur, una derrama económica de $11,563.7 millones de pesos y la creación de 5,166 empleos directos y 10,332 empleos indirectos, seguía adelante, sin embargo en 2016, a punto de vencer el permiso de la manifestación de impacto ambiental del polígono, se inicia el chapeo de muchos de los terrenos que fueron colocados y que a decir de los propios inversionistas, la limpieza del predio la encabeza la misma autoridad en pro de acelerar este desarrollo, lo que despierta la inconformidad de ambientalistas que por más de 10 años, vieron la urbanización de los predios sin reacción alguna.

Esta acción, despierta a los ambientalistas radicales que interponen los primeros recursos, utilizando 100 niños, para frenar esta llamada devastación.

Los recursos que han escalado ya a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, siguen sin resolverse en la mayoría de los predios, pues se han dado resolutivos particulares de algunos de los terrenos que colindan con la zona.

En todo ello, Tajamar Cancún quedó bloqueado y en el abandono de mantenimiento de parte de la autoridad, frenando los proyectos de Ecopark, impidiendo el acceso a la rampa pública, dejando abandonada la iglesia que se construía y frenando en Cancún su propio Programa de Desarrollo Urbano por el uso de suelo que se asignaría a Tajamar.

Los litigios y procesos han sido muchos y aunque se dice que el caso está cerrado y no se tendrá posibilidad de desarrollo, los inversionistas de los predios siguen en el proceso y esperan una solución y certeza jurídica por parte de la Suprema Corte, al considerarse ellos, los terceros afectados.

Ahora, tras tres años de una guerra entre ambientalistas y desarrolladores, donde la autoridad misma se ha lavado las manos no asumiendo el costo político o social, finalmente, el municipio de Benito Juárez llega a un acuerdo con el grupo radical para abrir ese espacio que tanto espera la ciudadanía y que finalmente se estará recuperando, dicen el próximo fin de semana.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.