lunes, octubre 21

Sicarios “interrumpen” una fiesta en Tierra Maya

0
286

Otra fiesta fue irrumpida por un comando armado, donde jóvenes no mayores a los 18 años fueron agredidos a balazos, cuatro resultaron heridos y uno más perdió la vida al recibir alrededor de cuatro disparos en diferentes partes del cuerpo; testigos mencionaron que alrededor de seis personas, entre ellos una mujer, llegaron en dos vehículos y una motocicleta y al estar frente al domicilio ubicado en una calle cerrada del fraccionamiento Tierra Maya, sin detener el motor de las unidades, comenzaron a disparar contra los asistentes de la reunión, posteriormente aceleraron su marcha y huyeron sin ser detenidos, algunos vecinos mencionaron que uno de los sicarios que llegó lo conocen en la zona como (a) “El Elmo”, quien se dedica a la venta de droga, por lo que, al parecer, el ataque se debió a un ajuste de cuentas.

Víctimas colaterales o blanco de un claro ajuste de cuentas, fueron jóvenes de entre 16 y 18 años, quienes la noche de ayer se encontraban llegando a un convivio, al parecer, por la celebración de unos XV años, que se estaban llevando a cabo en el patio de un domicilio ubicado en la calle Cerrada Leña casi esquina con avenida Fuego, en la segunda etapa del Fraccionamiento Tierra Maya, Región 105, donde familias se encontraban en la calle viendo a sus hijos jugar, en su mayoría niños no mayores a los 10 años, cuando dos vehículos, uno tipo Matiz rojo, otro Vento blanco, y una motocicleta verde, llegaron en caravana, se dirigieron al final de la cerrada y dieron vuelta para salir, pero antes de continuar con su camino, detuvieron por un momento su marcha, bajaron hombres encapuchados y abrieron fuego contra los asistentes.

Las madres de familia, desde que los vieron llegar sabían que algo no estaba bien y cuando reaccionaron para cubrir a sus hijos, los hombres ya se encontraban realizando los disparos contra el domicilio, donde cuatro menores de edad identificados como Sergio O. C., de 17 años; Miguel L. B., de 18; Kevin Jair D. A., de 17, y Axel Gael P. G., de 16, resultaron heridos, uno más identificado como José Fausto A. L., de 17, quien recibió más disparos, perdió la vida a consecuencia de las heridas, quedando su cuerpo tendido afuera del domicilio; acto seguido, los hombres abordaron los autos y la motocicleta, y aceleraron su marcha saliendo hacia la avenida Lakin, donde lograron perderse.

El pánico se apoderó de los testigos, y el resto de los asistentes a la fiesta, quienes corrían en diferentes direcciones, nadie sabía si los sicarios iban a regresar, ya que a pesar de la principal calle maltrecha lograron hacerlo con toda la facilidad, algunos se metieron a sus domicilios, otros trataban de ayudar a los lesionados y el resto dieron aviso al número de emergencias 911, solicitando la intervención de unidades médicas, hubo quienes tuvieron que salir hasta la avenida Lakin para guiar a las autoridades y mostrarles dónde era el lugar exacto, en ese momento el domicilio, cuya fachada estaba adornada con globos, fue el blanco de todas las miradas.

Tres ambulancias de la Cruz Roja se dirigieron hasta el lugar, el cual poco a poco fue acordonado por policías municipales y estatales.

En las esquinas se lograban ver efectivos de la Marina, así como elementos de la Policía Militar, sobre las principales avenidas, vehículos oficiales de la Policía Ministerial y patrullas se veían pasar, ya que estaban en busca del convoy de los sicarios que minutos antes habían irrumpido la fiesta.

Poco a poco los lesionados, luego de recibir los primeros auxilios, fueron subidos a las ambulancias, y mientras se enfilaban con patrullas para salir a distintos hospitales.

La gente no sabía si retirarse del lugar o ingresar a sus domicilios, para ellos el lugar estaba caliente y temían que se armara la refriega, ante esto corrían entre las unidades de emergencia y patrullas, donde se vio la clara falta de capacitación por parte de los policías estatales para manejar este tipo de situaciones, ya que cualquiera que hacía un movimiento, para ellos en falso, cortaban cartucho dejando entrever el nerviosismo que sentían ante la situación.

Luego de que los lesionados fueron trasladados a distintos hospitales, peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia procesaron el área, donde aseguraron casquillos percutidos, de los cuales se desconoce el calibre, posteriormente hicieron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicaría la necropsia de ley.

Cabe señalar que algunos testigos aseguraron que uno de los sicarios que realizó el ataque se trata de un hombre conocido como “El Elmo”, quien aseguran se dedica a la venta de droga en la zona, por lo que autoridades ya investigan.
Fuente: PorEsto

Comments are closed.