domingo, septiembre 22

Siembran valores

0
100

HUNUCMÁ.— La realización de un gremio tiene sus gastos económicos, pero creo que vale la pena, pues es una bonita devoción y tradición, señalan Ana María Uicab Cauich y María Dolores Canul Ceballos, responsables del gremio de Sembradoras.

En entrevista, las mujeres indican que el gremio se suspendió dos años por el fallecimiento de una de las socias principales.

—Fue más bien por luto y no por cuestión económica —precisa Ana María Uicab, en plática en su domicilio de la calle 28 entre 11 y 13 de la colonia Flores Magón, de donde ayer jueves salió el gremio.

—En 2015 y 2016 no realizamos el gremio; el año pasado lo reanudamos —abunda la entrevistada.

Anteayer miércoles, luego de que en 2017 no organizó su festejo por razones que se desconocen, reapareció el gremio de Cazadores, al entrar minutos antes del mediodía a la parroquia San Francisco de Asís para su misa anual en honor a la Virgen de Tetiz.

Ayer se esperaba la reaparición del gremio de Sembradores, pero sus socias aclaran que el año pasado sí entraron a la iglesia.

—Es una tradición que debe continuar y que debemos inculcar a nuestros hijos —indica María Dolores Canul.

—Nuestro gremio, como indica su nombre, es de Sembradores, y se refiere no solo a la actividad que se realiza en el campo, sino también a los valores que se siembran en las familias —destaca.

La entrevista es interrumpida brevemente por la llegada de delegaciones de devotos de la Virgen de Tetiz, a quienes de manera amable se les hace pasar y sentarse en una de las mesas, donde casi de inmediato se les sirve el tradicional frijol con puerco y horchata artesanal.

El año pasado gastaron unos $15,000 en la organización del gremio, según dice Ana María Uicab.

—Somos 12 socios los que formamos parte de este gremio y que gracias a Dios seguimos firmes —agrega.

Como casi todos los gremios, el de Sembradores hace su tradicional bachata, para tratar de recuperar parte del gasto.

Ayer el gremio de Sembradores fue recibido a las puertas de la iglesia por el párroco Javier Jesús Castillo Domínguez, quien les dio la bienvenida a los socios y los roció con agua bendita, antes de entrar para la misa en honor de la Virgen de Tetiz.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.