miércoles, febrero 19

Siguen los cierres temporales por causa del ruido

0
303

 

“Se están tomando medidas“

Aunque hay muestras de colaboración y voluntad de cumplir el reglamento contra el ruido, todavía no se acata esta norma al 100% en Mérida, manifestó el secretario de Participación Ciudadana del Ayuntamiento, Julio Sauma Castillo.

Y este incumplimiento ha ocasionado, señaló el funcionario, el cierre temporal o apercibimiento de varios negocios que operan en el Centro Histórico principalmente. La más reciente clausura fue contra la cantina El Dzalbay y otros más en pleno centro de la ciudad.

Sauma Castillo señaló que la Comuna ha impuesto sanciones, apercibimientos y clausuras temporales a varios negocios del giro de alimentos, entretenimiento y bares que no respetan el reglamento, principalmente en cuanto a los decibeles permitidos de ruido, y seguirá la mano dura de la autoridad para que los establecimientos cumplan con la normatividad del reglamento.

“No se busca acabar con esos espacios, sino que funcionen bajo una regulación para que no causen perjuicios a terceras personas”, dijo.

“Se están tomando las medidas preventivas y coercitivas para que se respete el reglamento. Exhortamos a los empresarios para que tomen las medidas necesarias para que sus negocios sigan funcionando y den los servicios, que sean centros de convivencia, pero que el ciudadano de a pie pueda disfrutar también de la tranquilidad de la ciudad”.

En virtud que es la Dirección de Desarrollo Urbano la encargada de aplicar la norma antirruido no tenía el dato de cuántos negocios han sido sancionados, multados o con clausura temporal desde que entró en vigor el año pasado dicho reglamento, pero advirtió que el Ayuntamiento continuará aplicando estrictamente la norma y también si fuera necesario clausurar en definitiva el negocio.

“Uno de los objetivos de la reforma de este reglamento era dotarlo de un poquito más de dientes para que los establecimientos lo cumplan”, aseguró. “Hay una reducción del ruido en los establecimientos porque varias empresas se han adherido de forma voluntaria para cumplir la norma, los socios de la Canirac son un gran aliado porque se comprometieron a cumplir, les hemos dado pláticas, los orientamos y explicamos los equipos o adecuaciones o cambios de horario que deben hacer para que funcionen sin afectar a otras personas y cumplir el reglamento”.

Sauma Castillo dijo que el crecimiento de la actividad económica en Mérida no se detiene, abren nuevos negocios de alimentos y de diversión familiar y no hay ningún problema con esos giros si cumplen con el reglamento respectivo.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply