sábado, diciembre 5

Sin protección, 91% de médicos en formación; niegan que los dejen ir a sus casas

0
213

 

96% considera que ni las clínicas u hospitales donde trabajan ni ellos mismos están preparados

El 91% de los médicos en formación denunciaron no contar con el equipo de protección para hacer frente a la pandemia de COVID-19 en vísperas de que se decrete la fase 3 de la contingencia.

De acuerdo con la encuesta Médicos en formación expuestos al COVID-19, esto sucede a pesar de que la mitad de estudiantes, médicos internos, pasantes y residentes de los diferentes sistemas y subsistemas del país encuestados informaron haber estado ya en contacto con pacientes contagiados.

Según el ejercicio, que retrata en tiempo real la situación de los médicos en formación ante la crisis, el 96% consideró que ni las clínicas u hospitales donde trabajan ni ellos mismos están preparados para hacer frente a la pandemia.

Nosotrxs A. C. hizo el ejercicio en conjunto con la Asociación Mexicana de Médicos en Formación A.C., la Asamblea Nacional de Médicos Residentes, la Asociación de Residentes del Hospital General de México, la Asamblea Mexicana de Médicos Internos de Pregrado y la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes de Servicio Social.

Se han dado a la tarea de convocar a especialistas en medicina, en todo el país para que reporten qué irregularidades existen en sus centros de trabajo y qué tipo de desabasto hay para la adecuada labor médica.

En su segundo reporte, en lo que va de la contingencia, encontraron que los principales insumos faltantes son mascarillas N95, googles, lentes protectores o caretas, batas desechables, cubrebocas y material de limpieza y desinfección.

Además, 87% reportó falta de equipos o herramientas médicas necesarias para la atención de pacientes contagiados: principalmente, falta de áreas de aislamiento en las unidades médicas, falta de BVM con filtros HEPA y conector de oxígeno, oxímetros de pulso, oxígeno fijo y portátil, bolsas de desechos infectocontagiosos y termómetros.

Si bien los resultados de la encuesta reflejan un mayor cumplimiento en torno al cese de actividades de estudiantes en los campos clínicos, ya que únicamente el 3% del total de personas encuestadas son estudiantes, no sucede lo mismo en el caso de los médicos internos de pregrado, a quienes las universidades han solicitado que los retiren de los campos clínicos por falta de capacitación e insumos de protección que garanticen su seguridad y salud.

El 22% de las personas encuestadas corresponde a este grupo de médicos; de éstos, el 78% sigue acudiendo a los campos clínicos; 2 de cada 3 están asignados a áreas críticas para la atención de pacientes con COVID-19 y el 57% ha tenido contacto directo con contagiados.

“A pesar del comunicado emitido por la Secretaría de Salud del Estado de México y uno por parte de mi universidad, en donde dice claramente que los médicos internos de pregrado deben retirarse de sus rotaciones clínicas, el hospital a cargo no nos permite retirarnos. Nos están reteniendo hasta nuevo aviso”, señaló un interno de pregrado.

Fuente: Excelsior.

Leave a reply