lunes, mayo 20

Sistemas de seguridad bancarios, rebasados

0
30

La banca ha sidorebasada en sus sistemas de seguridad y ha dejado expuestos a sus clientes dentro de las mismas instalaciones para que sean robados o asaltados sin respaldo alguno. Rafael del Moral, analista financiero, exdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en Quintana Roo, refirió que los casos de robo dentro de las instituciones son cada vez más frecuentes y la banca y la autoridad siguen sin reacción alguna.

El analista financiero señaló que es urgente que la autoridad y la banca otorguen esa garantía de seguridad dentro de las instalaciones donde el cliente queda prácticamente expuesto a cualquier tipo de delito.

Los casos que se han reportado en sucursales como Santander y Banamex, por decir algunos, han sido graves y aunque recientemente se resolvió uno donde se realizó una devolución de casi 400 mil pesos a un usuario, se tuvo que seguir un proceso judicial de más de año y medio para que la banca reconociera esta condición.

El tema central, dijo, es que la banca no está brindando la seguridad a sus usuarios y sus sistemas de seguridad han sido rebasados, lo que ha llevado a estas condiciones de robos y asaltos dentro de las mismas instalaciones.

En el caso de la Condusef reconoció que la única intervención que puede tener esta instancia es por asuntos administrativos, pero es el Ministerio Público quien debe dar el seguimiento a las denuncias que se interponen por robo dentro del banco y por presunta complicidad con funcionarios bancarios o quien resulte responsable.

“El banco debe demostrar que no eran funcionarios bancarios los que están coludidos, y esto es algo muy simple, pues se tienen sistemas de seguridad, videos donde aparecen estas personas, no puede ser que un banco no tenga este control, no puede ser que no se den cuenta los trabajadores quien ocupa sus instalaciones”, expresó.

Los casos que se han venido reportando de robos y asaltos dentro de las mismas sucursales demuestran una clara falla en el sistema de seguridad de los bancos, que si bien dejaron de tener una policía bancaria como tal desde los años 90s cuando se dio el proceso de privatización, todos y cada uno de ellos están obligados a ofrecer este resguardo y seguridad no sólo del dinero que cruza por la ventanilla, sino del propio cliente.

Es importante que la autoridad ponga orden y vigile esta prestación de seguridad dentro de los bancos porque se ha dejado de manera libre y en la mayoría de los casos ni coordinación se tienen con la autoridad misma, responsable de resguardar la seguridad de la población de la puerta hacia afuera.

Los casos que se han dado y que se han conocido, cada vez son más graves y no se puede seguir operando de esta forma en el principal destino turístico del país, donde cualquiera, sea local o turista, puede realizar alguna transacción y se tiene que exponer a esta condición sin una garantía real.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.