lunes, octubre 14

Sospechosa muerte de un bebedor en hospital

0
816

VALLADOLID.— La muerte de Manuel Cauich Kumul de 47 años de edad, cuyo cuerpo fue enterrado ayer miércoles por la tarde en la fosa común, encierra una serie de dudas a sus familiares sobre la causa del deceso.

Los deudos comentan que, al ser ingresado Manuel Cauich el lunes por la tarde en el nosocomio, presentaba el rostro inflamado, pero estaba consciente, y el martes, a las 8:30 de la mañana, falleció en el nosocomio.

De acuerdo con datos que aportaron sus familiares y conocidos, entre éstos Anahí Ricalde Cauich, sobrina del difunto, el fallecido era bebedor consuetudinario, y vivía en una casita ubicada en el pasillo frente a la puerta principal del lienzo charro “Los Gavilanes”, en donde el pasado lunes, poco después de las 10 de la mañana, lo fueron a visitar unos amigos pero no lo encontraron.

Luego se enteraron que había acudido al Centro de Salud, ubicado a unos 100 metros de donde vivía el fallecido, pero sus compañeros, al verlo, se dieron cuenta que tenía el rostro inflamado, como si alguien lo hubieran golpeado.

Le dieron medicamentos, pero por la tarde, a las 5:30 del mismo día, lo llevaron de urgencia al hospital, porque se quejaba de fuertes dolores en la cara y en la cabeza.

Acude al hospital
Por la noche, Anahí Ricalde se entera que su tío estaba ingresado y acudió a verlo, y, según explicó, logró hablar con su familiar, quien le confesó que tres sujetos lo habían golpeado tres días atrás, cuando se encontraba dormido en el interior de su casa, pero que no los identificó.

La sobrina pidió que le hicieran una tomografía a su tío, pero un médico le respondió que tenía un costo de $3,000. “Si lo tiene se lo pueden hacer, de lo contrario no hay nada que hacer”, dijo.

En tanto, según explicó Anahí Ricalde, su tío se seguía quejando de dolores, incluso pidió que no lo dejen solo y lo llevaran a su casa, pero le dijeron que se porte bien porque lo estaban atendiendo, a lo cual accedió.

La sobrina explicó que fue cerca de las 5 de la mañana del martes que abandonó el hospital porque ella tenía trabajo, y aseguró que su tío estaba bien y consciente y dejó sus datos, su teléfono para que le avisen por cualquier cosa que se requiera.

Fue alrededor de la 1 de la tarde que el esposo de la mujer acudió a verlo, pero un guardia de seguridad lo puso al tanto: Cauich Kumul murió a las 8:30 de la mañana.

Personal del hospital se encargó de dar aviso al Ministerio Público, por lo que acudieron los peritos y médico forense y se llevaron el cuerpo para hacer la autopsia de cuyo resultado aún no le informan.

Investigación
En el hospital se les informó que la causa de la muerte fue por shock séptico. La sobrina fue citada a declarar en el Ministerio Público sobre lo que sabían del caso, incluso la Policía Estatal de Investigación acudió al predio donde vivía fallecido. Fue cerca de las 9 de la noche del martes que les entregaron el cuerpo para su velación y ayer miércoles, a las 3 de la tarde, se le llevó al cementerio para su entierro, pero fue inhumado en la fosa común.

La familia dice que tenían una fosa donde enterraron a la madre del fallecido hace algunos años, pero no lo pudieron acreditar con documentos, incluso se les informó que esa fosa estaba a nombre de otra persona, por lo que lo enterrarían en una fosa común.

Hasta las 4 de la tarde de ayer, la familia no había recibido los resultados de la autopsia, por lo que la misma sobrina comentó que se pudo tratar de un homicidio.

Sospecha
Familiares de Manuel Cauich Kumul, quien falleció anteayer en el Hospital General de Valladolid, sospechan que pudo ser por golpes que recibió.

Mala atención
Se quejan de que en la clínica no les brindaron la atención requerida, incluso les robaron un ventilador en el nosocomio que le habían llevado al fallecido, por la falta de aire acondicionado en las áreas de hospitalización.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply