lunes, diciembre 9

Sufre un infarto y no sobrevive

0
109

Gritos despiertan en la madrugada a vecinos de Peto

PETO.— Los gritos de dolor y desesperación de Cirilo Acosta, de 75 años de edad, alertaron a sus vecinos ayer, cerca de la 1 de la mañana, quienes entraron a la casa para ver qué sucedía, en la calle 30 entre 17 y 19 de la colonia Barrio Pobre.

Reportaron que el septuagenario, quien vivía solo, estaba mal y solicitaron el apoyo de las autoridades, por lo que los uniformados acudieron al predio, al igual que paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuando los vecinos entraron al predio, se dieron cuenta que Cirilo Acosta ya estaba muerto, al parecer a consecuencia de un ataque cardíaco. Los paramédicos solo confirmaron el fallecimiento, por lo que la Policía dio parte a la Fiscalía.

Estaba tranquilo

Se averiguó que antes de lo ocurrido Cirilo Acosta estuvo sentado un rato en la entrada de su casa, hasta cerca de las 10 de la noche del sábado, y aparentemente estaba tranquilo. Sin embargo, de pronto se sintió mal.

Los vecinos señalaron que sus familiares viven fuera de esta villa, e incluso habían intentado llevárselo, pero él no quiso, con argumento de que estaba más tranquilo viviendo en esta comunidad.

Al lugar llegaron las unidades 1475 y 1476 de la Policía Municipal, a cargo de los oficiales Édgar Villagrán y Manuel Amador Várguez, respectivamente.

También acudieron agentes de la Policía Estatal para tomar conocimiento de lo ocurrido, y mientras peritos de la Fiscalía realizaban las pesquisas; se acordonó el área, aunque finalmente se optó por entregar el cuerpo a los familiares.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.