lunes, julio 13

Sugieren otro parador turístico para reubicar a comerciantes de Chichén Itzá

0
234

Promotores lo consideran necesario para no afectar imagen del sitio

Luis Herrera Albertos, presidente de la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán A.C. (AAPROTUY) indicó que el problema de los ambulantes en Chichén Itzá es un tema que le corresponde atender a las autoridades que están dentro de la zona arqueológica, por lo que es necesario contar con un nuevo parador turístico para reubicar a estos comerciantes y que no afecten la imagen del sitio.

Como hemos informado, en días pasados líderes de cámaras empresariales han exigido arreglar este problema al INAH, sin embargo, Marco Antonio Santos Ramírez, director general de la zona arqueológica, declaró que las dependencias de gobierno estatal tienen la “obligación moral” de resolver el problema del ambulantaje, pues precisó que el INAH cobra 70 pesos por entrar a la zona, recurso que va a la Tesorería de la Federación, mientras que el gobierno de Yucatán, a través del parador turístico del patronato Cultur, cobra 405 pesos, dinero que tampoco les llega a ellos.

Herrera Albertos, al opinar sobre el tema, dijo saber que Cultur tiene un proyecto ejecutivo para un nuevo parador turístico, en el cual se pueda poner en un lugar específico a estos vendedores para que sea como en otros parques turísticos, que se puedan ofrecer las artesanías en una zona especial para este fin, así: “el turista ya no sea acosado dentro del sitio arqueológico”, pues son acciones que afectan su imagen.

El líder empresarial opinó que si no lo hacen de la manera correcta, con violencia, podría significar un costo político, por lo que deben cabildear el tema y lograr acuerdos antes.

Insistió que es un tema que involucra a todas las dependencias, ya sea federales o estatales que están dentro de la zona. Es un tema coordinado donde también deben estar involucrados los mismos vendedores, opinó.

Por otro lado, consideró que hasta la fecha ningún gobierno ha querido tomar acciones más severas porque no quieren pagar el “costo político” que esta acción pudiera ocasionar.

“Es un tema de gobierno que hemos insistido, entendemos que es una situación compleja, que no se puede solucionar con una varita mágica, pero ninguno de los gobiernos se ha querido echar la carga o cargo político de sacar a los artesanos”, manifestó.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply