domingo, mayo 26

“Suicidio” en la cárcel de Cancún

0
86

Fue hallado sin vida el reo José Federico Magadán Ángeles, quien supuestamente utilizó hilo de hamaca para colgarse

* El hecho es investigado por las autoridades, pues el surco encontrado en el cuello del occiso, es característico de estrangulamiento *  Magadán Ángeles compartía la celda con cinco presos más, quienes aparentemente no vieron ni escucharon nada

De la Redacción

En un supuesto acto de suicidio fue encontrado sin vida el reo José Federico Magadán Angeles, quien se encontraba recluido por el delito de robo calificado, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad.

El ahora occiso compartía la celda con cinco reos más, quienes supuestamente no vieron ni escucharon nada, pero se despertaron en la madrugada y comenzaron a gritar a los custodios; para avisar que su compañero se había suicidado.

El hecho es investigado por las autoridades, pues el surco encontrado en el cuello del reo, es característico de estrangulamiento y no de suicidio.

A las 3:50 horas de este martes, el jefe de custodios del Cereso de esta ciudad, dio aviso del fallecimiento de un reo, en la celda número 95 del área B, conocida como “Almoloya”.

Fue hasta las 4:35 horas, cuando personal de la Fiscalía General del Estado recibió el reporte del C-4, sobre un suicidio al interior del Cereso, por lo que agentes ministeriales y peritos criminalistas se trasladaron al penal.

Al llegar, fueron informados que el occiso era el reo José Federico Magadán Angeles de 21 años de edad, originario del Estado de México, quien se encontraba recluido por el delito de robo calificado; quien se había suicidado en su celda ahorcándose.

Al llegar a la celda 95, los peritos encontraron en los barrotes metálicos, a un costado de la reja de acceso a la celda, el cuerpo del reo, quien vestía una playera de color verde, short de color azul, sin calzado.

El ahora occiso estaba sujetado con un hilo de hamaca en el cuello, con el otro extremo amarrado a los barrotes de la celda.

De acuerdo con el reporte inicial, al revisar el cuello del ahora occiso, los peritos vieron que presentaba un surco completo, lo cual no es característico de un suicidio, sino de un probable homicidio.

Y es que según especialistas, cuando una persona se suicida por ahorcamiento, el surco marcado en el cuello es incompleto, mientras que cuando se trata de un estrangulamiento en un acto homicida; el surco es completo, tal y como el que se encontró en el cuerpo del reo.

El reo fallecido compartía celda con otros cinco reclusos, quienes dijeron no haber oído nada y que cuando despertaron, en horas de la madrugada, fue que descubrieron el cuerpo de su compañero ya sin vida, por lo que comenzaron a gritar para dar aviso a los custodios.

El hecho deberá ser investigado por las autoridades ministeriales, para descartar que se trate de un homicidio.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.