jueves, julio 18

Surge molestia por la aplicación de la prueba Sisat en preescolar

0
316

Maestros de educación preescolar que trabajan en la entidad, denunciaron que la reciente aplicación del “programa piloto” del Sistema de Alerta Temprana (Sisat) representó más una “carga administrativa” que un beneficio o apoyo al aprendizaje de los estudiantes, pues la evaluación tuvo ciertos errores y no estuvo diseñada para niños de cinco o seis años.

De acuerdo con los docentes inconformes, el Sisat se aplica desde hace varios años en primaria y secundaria; sin embargo, a partir del actual ciclo la Secretaría de Educación Pública (SEP) instó que la prueba se extendiera al tercer grado de preescolar, para conocer más sobre el aprovechamiento educativo en este nivel.

Si este “programa piloto” operaba sin inconveniente, el objetivo de la SEP, según los quejosos, es que a partir del ciclo 2019-2020, el Sisat se extienda a todos los grados de preescolar, es decir, de primero a tercer año.

Johnny de Jesús Piña Castillo, representante del grupo “Educación Básica Nuevo Orden”, señaló que la extensión de esta prueba ha ocasionado problemas para los profesores, pues además de elevar su carga administrativa pone en descuido al resto de su grupo en el aula.

Según informó, la aplicación de esta evaluación se realizó hace unas semanas a todos los alumnos del tercer grado de preescolar de forma individual, es decir, que se tuvo que aislar a cada pequeño al momento de que contestara los reactivos.

“Se trata de una prueba estandarizada y cuadrada para los estudiantes de preescolar, el examen duraba varios minutos y aunque se dijo que fue adaptada para cada estudiante, la realidad es que es una evaluación muy compleja”, consideró.

De acuerdo con los profesores, la prueba tiene una duración de entre una hora y hora con 20 minutos, además de que consta de más de 10 reactivos por área, lo que resulta en 40 preguntas para las secciones de lectura, escritura y conteo.

Piña Castillo explicó que según los docentes de psicología, la capacidad de atención de un niño de cinco años no excede a los 15 segundos en un breve tiempo, contrario a lo que establece el Sisat, al sentar a un pequeño en un “mesa-banco” a contestar 40 reactivos durante más de una hora.

 

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply