domingo, agosto 18

Te decimos porqué se siente el “mal de puerco” y cómo evitarlo

0
433

La hora a la que comes también puede influir

Es algo común que después de comer, las personas se sientan aletargadas y con sueño, muchas veces con la necesidad de dormir una siesta y a esa sensación se le conoce popularmente como “mal de puerco”.

En Yucatán, las altas temperaturas, o sea el calor y la comida copiosa pudiera generar esta sensación, piensa la mayoría de la gente, pero qué es realmente lo que genera este estado.

Los investigadores han encontrado que las personas se sienten aletargadas luego de comer alimentos altos en calorías como papas fritas, pizzas, hamburguesas o pasteles y carbohidratos como azúcar, miel, leche, maíz, manzana, plátanos, papa o pasta, entre los más comunes.

Este tipo de alimentación genera un exceso en la producción de insulina, lo que se traduce en un bajón brusco de los niveles de glucosa en la sangre.

También, es importante la hora en que comes, ya que según la Fundación Americana del Sueño, la gente tiene naturalmente un bajón de energía a las 2 a.m. y de nuevo a las 2 p.m.

Esto puede explicar la tradición de tomar una siesta después de la hora de la comida. De igual forma el reloj biológico de una persona influye en cómo se sentirá después de comer.

Cómo evitar el “mal de puerco”

Para evitar esta sensación, que puede ser frustrante si se requiere trabajar o estar alerta, hay que comer poco y con menor frecuencia.

En vez de hacer comidas abundantes, hay que comer menor cantidad y colaciones cada dos o tres horas para mantener tus niveles de energía. Una fruta o un puñado de almendras debería ser suficiente para evitar el bajón de energía.

Asimismo, hay que dormir lo suficiente y consumir bebidas con cafeína de manera moderada.

La cafeína es un estimulante presente de manera natural en algunos alimentos.

Se recomienda un máximo de 400 miligramos de café al día, o lo que equivale a dos o tres tazas de café.

Está comprobado que un consumo moderado de cafeína puede ayudar con la pérdida de peso, mejorar la función cognitiva y el estado de alerta.

Sal a dar un paseo. Hacer un poco de ejercicio durante el día, en especial después de comer, puede ayudar a la gente a sentirse menos cansada.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply