viernes, noviembre 15

Tensa asamblea en Mocochá y calma en Tizimín

0
298

Venta por $30 millones

Sendas asambleas ejidales en Mocochá y Tizimín se desarrollaron de forma contrastante.

En Mocochá, en un ambiente tenso, se calentaron los ánimos entre los ejidatarios que querían vender 500 hectáreas a Rafael Acosta Solís y los que estaban en contra. Finalmente procedió la compra-venta.

La casa ejidal fue sede de la segunda convocatoria para la venta de 500 hectáreas a Acosta Solís, quien está pagando el metro cuadrado a 6 pesos, es decir 60 mil pesos por hectárea.

Desde temprana hora comenzaron a llegar los campesinos a la segunda convocatoria para la asamblea. No se permitió el acceso a personas ajenas.

En la junta, que empezó a las 11:15 de la mañana, se calentaron los ánimos cuando se exigió a gritos que el excomisario ejidal, conocido como “Ben”, devolviera lo que se robó.

Incluso, los molestos campesinos bajaron el interruptor de la corriente para evitar que se escuche el equipo de sonido. Una persona giró instrucciones a la Policía Municipal para que resguarde la puerta de la casa ejidal y así evitar que pasen personas que no eran ejidatarios. Los guardianes del orden ignoraron esta petición.

A los pocos minutos llegó Acosta Solís, a quien permitieron el acceso a la casa ejidal como si nada, pese a no ser campesino.

Se puso a consideración la venta de las tierras, a pesar de que a muchos campesinos no les pareció. Se pidió a los ejidatarios que firmen, lo que algunos hicieron bajo protesta.

Al lugar arribaron cuatro unidades de la Policía Coordinada, pero se limitaron a observar.

Un asesor del comprador dio instrucciones de lo que se debería de hacer, pero ni el comisario ejidal las acató. En total la venta de tierras fue por 30 millones de pesos.

En Tizimín, ejidatarios aprobaron varios acuerdos durante una asamblea realizada ayer en la casa ejidal ante la presencia de más de 100 agremiados.

Entre los puntos aprobados por unanimidad estuvo la integración de 14 nuevos avecindados al ejido.

Además el ganadero y exalcalde Pedro Couoh Suaste consiguió la aprobación de la asamblea de ejidatarios para la nueva asignación de un polígono a su favor, pues desde hace un año inició un juicio por un error en la documentación del predio de cinco hectáreas.

Según explicó el beneficiario, hace 14 años a su padre le vendieron el terreno por Miguel Angel Ku Pat, pero por una confusión se cambiaron apellidos, ocasionando problemas. Otro asunto que se abordó fue sobre los juicios por predios como las exbodegas del Andsa, que siguen en pleito, así como el terreno de la subestación de la Comisión Federal de Electricidad.

Tizimín Asamblea

Más de la asamblea ejidal celebrada ayer en calma en el municipio de Tizimín

Predio

Durante la asamblea, Elsy Couoh May, asesora del ejido de Tizimín, abordó el caso de unas demandas ante tribunales. Les explicó a los campesinos que el apoderado legal del predio de Andsa, Lorenzo Alvarado, contrademandó luego de la exigencia que le han hecho los ejidatarios por recuperar ese polígono, que le pertenece al ejido tizimileño.

 

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply