lunes, noviembre 18

Terminan con los tiburones

0
121

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de cinco películas exitosas para la televisión, la saga Sharknado se despide definitivamente con una sex­ta cinta en la que las locuras llegaron al máximo ya que no sólo hay tornado de tiburones, ahora se involucra un viaje en tiempo.

El Último Sharknado: Ya era hora (The Last Sharknado: It’s About Time) es el nombre de esta producción, la cual de nuevo es protagonizada por Ian Ziering y Tara Reid.

En charla telefónica des­de Los Ángeles, Ziering des­tacó que ya era momento de terminar con esta aventura que comenzó como un mero proyecto que él tuvo que ha­cer para seguir con su seguro médico y proveer a su familia.

“Ya contamos una historia que llegó a una conclusión. El final de la quinta película fue con Fin (Ziering) sosteniendo en sus manos una bolsa que contenía la cabeza de su es­posa, nada más. Teníamos que avanzar, lo que significaba un viaje en el tiempo para que él encuentre la solución.

Finn tiene que evitar que el primer Sharknado suceda y así nada más sucedería. Pien­so que es el momento per­fecto para cerrar este círculo. Quizá nos estamos moviendo rápido, pero la realidad es que nunca esperamos nada más allá que la primera película”, destacó.

El actor asegura que a pe­sar del éxito del que han go­zado, la realidad es que la historia ya no daba para más.

En la primera cinta, los ti­burones destruyeron Califor­nia por completo, borraron la Costa Este y después todo Es­tados Unidos del mapa, lue­go acabaron con el mundo, después tuvimos que viajar al espacio y en realidad ya no quedaba nada más por con­tar, más que volver y reescribir toda la devastación que vimos en las películas previas y de­volver al mundo a su antiguo estado de armonía y nos pare­ció que viajando en el tiempo era la mejor manera de lograr­lo”, compartió.

La primera cinta de esta franquicia, que se ha conver­tido en una saga de culto, se transmitió en 2013. Cinco años después, El último Sharknado: Ya era hora será emitida en México hoy a las 21:00 horas por SyFy y también en más de cien países.

Sharknado es como la es­pada en la piedra del género. Es una gema icónica para los fans. A pesar de la plataforma porque fue para la televisión, del presupuesto, ha captura­do la emoción de los fanáticos de la ciencia ficción en todo el mundo así que a pesar de lo que es, se convirtió en una pe­lícula de tiburones que es un suceso a nivel mundial.

Ha quedado para los años venideros porque tuvo dos billones de interacciones en Twitter con la segunda pelícu­la. Es un éxito, y es entreteni­miento en todo el mundo. He hablado con reporteros a es­cala global por este proyecto, lo cual me sigue sorprendien­do. Y es la continuación de mi viaje como actor”, indicó.

Si bien Ziering se involucró en el proyecto por la nece­sidad de proveer a su esposa e hijo con un seguro médico y por supuesto dine­ro, asegura que no tenía grandes ex­pectativas por lo que pudiera su­ceder con esta producción.

“Cuando hicimos la pri­mera película, había muchos espacios que ha­bía que llenar con efectos especiales y no era un bloc­kbuster. No tenía­mos presupuesto, no podíamos concebir la idea de entregar un con­tenido de calidad con el di­nero disonible, la historia era tan épica, que no pensé que lo lograríamos.

“La realidad es que tomé el trabajo porque tenía que proveer a la familia porque no estaba trabajando en esa época y mi esposa estaba embarazada.

“Como esposo y padre, mi trabajo era ése, así que tomé el trabajo. No tenía grandes expectativas, pero de pronto se convirtió en una película de culto, con millones de reac­ciones en Twitter y para la se­gunda cinta, dicha red explotó y así finalmente hicimos seis películas.

Por ello estoy orgulloso de esto, aunque no creyera en él desde el inicio. Las críticas quedaron atrás de la película y la aceptaron por lo que es. No es una cinta de James Ca­meron, Steven Spielberg… es de Anthony C. Ferrante y qui­zá no genere esa expectativa, es una distinta forma de hacer una película”, finalizó.

Fuente: Excélsior

Comments are closed.