lunes, octubre 14

Tienen agua cada tres horas

0
96

PROGRESO.— Desde mayo, los poco más de 1,000 habitantes de San Ignacio pasan serios apuros para abastecerse de agua potable, pues ese mes la Comisión Federal de Electricidad (CFE) comenzó a cortar la energía al pozo que abastece a esta comunidad porque el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Progreso (Smapap) no está al día en sus pagos, señaló ayer martes el comisario municipal, Israel de Jesús Cauich Canché.

Recordó que a mediados de julio la CFE cortó la luz al pozo y, ante ello, el Smapap envió una planta portátil para que cada tres horas se bombee agua al pueblo.

“Pero ya en salida de la administración municipal y sin dar la cara el director del Smapap, Freddy Pech Martínez, y el alcalde José Isabel Cortés Góngora pretendieron retirar la planta eléctrica y dejar sin abasto de agua a la población en una acción de irresponsabilidad como autoridades”, afirmó.

Dijo que hasta donde saben, la planta es prestada, así lo dijo varias veces el director del Smapap, corrió la versión de que el dueño es el alcalde, pero ahora resulta que es de Fernando Martínez Estrada, director de Obras Públicas, quien mandó una grúa de esa dependencia municipal para llevarse el equipo eléctrico.

El comisario señaló que los vecinos se reunieron anteayer lunes a las 10 a.m. donde está el pozo y evitaron que se lleven la planta de luz.

Dijo que él estacionó una camioneta suya para bloquear el paso a la grúa.

En sus propias palabras Israel Cauich Canché

“Mal termina el gobierno de José Cortés, con la ciudad y comisarías con problemas de agua potable, y pretende dejar a San Ignacio sin ese servicio; por eso los habitantes están de guardia permanente y avisarán a la población en caso de que de nueva cuenta manden una grúa para llevarse ese equipo.

“Ya hablé con Julián Zacarías Curi, alcalde electo, y me dijo que resolverá el problema del agua potable”.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.