viernes, diciembre 3

¿Tienes síntomas de COVID-19? Te damos dos buenas razones para no automedicarte

0
255

 

Alethse de la Torre Rosas, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, advirtió sobre los riesgos de la automedicación.

Alethse de la Torre Rosas, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, advirtió este miércoles que la automedicación para tratar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, puede traer riesgos para la persona así como para la población.

“La automedicación es un riesgo para la salud de la persona, en primera instancia, por varias razones. La primera de estas es que todos los medicamentos, todas las intervenciones, que tenemos, pueden generar al final reacciones secundarias o adversas”, dijo en la conferencia de prensa sobre la pandemia de coronavirus en México.

Precisó que la hidroxicloroquina puede causar latidos irregulares del corazón, alteraciones oculares (retinopatía) e, incluso, la muerte; la ivermectina, dolor de cabeza, alergias y diarrea, y la azitromicina, latidos irregulares del corazón, alteraciones del hígado y resistencia antimicrobiana.

Advirtió, además, que estos medicamentos pueden interferir con otros que esté tomando la persona para otras enfermedades.

Indicó que las personas con síntomas de COVID-19 que no requieren hospitalización, es decir, que son casos ambulatorios, únicamente pueden utilizar medicamentos para tratar los síntomas, no para intentar atacar la enfermedad, como el paracetamol, prescrito para el dolor y la fiebre.

La también integrante del equipo científico del gobierno federal en temas de infectología y salud pública dijo que, una segunda razón para no automedicarse es que esto puede generar problemas para la salud pública de la población, como la falta de abasto para pacientes que requieren medicamento para el tratamiento de su condición clínica; las personas con VIH, por ejemplo.

Por último, recomendó consultar cualquier duda con un médico, así como seguir las recomendaciones emitidas por las autoridades de salud.

Fuente: El Financiero

Leave a reply