lunes, octubre 21

Todas podríamos ser la mamá de Luis Miguel: Anna Favella

0
127

Ciudad de México.- Más que acercarse a la vida de Luis Miguel, Anna Favella considera que interpretar a Marcela Basteri le permitió llevar un mensaje a todas aquellas mujeres que han sufrido violencia.

En entrevista, la actriz, quien dio vida a Marcela en Luis Miguel, la serie, dice que es algo con lo que desafortunadamente muchas mujeres pueden identificarse.

“Marcela fue una mujer que sufrió mucho en su vida. A los dos años su mamá murió y la dejaron en un orfanato. Hasta los 11 años no conoció a su papá, después se mudó a Argentina donde conoció a su marido Luis Rey y viajó mucho con él por su trabajo”.

Favella opina que por eso Basteri “se agarra mucho a Rey y confió en él para construir su propia familia”.

Esa decisión fue contraproducente: “Se quedó siempre sola y sufrió todavía más por este motivo. Creo que a veces una serie o una película puede ayudar a pensar en temas sociales, ayudar a tomar coraje para hablar y denunciar sin vergüenza. Hoy es increíble que todavía puede pasar, pero es así en algunos lugares del mundo. Tenemos que ser unidos, sobre todos entre mujeres”.

Favella cuenta que fue duro grabar las escenas en las que Luisito Rey maltrata a Basteri pero que le ayudaron a pensar sobre el tema. “Hay que tener presente que eso puede pasar realmente; yo estaba contando algo de verdad; eso me asustó. Entonces me quedo con la responsabilidad de hacer algo, por lo menos dar coraje a estas mujeres que sufren, con el apoyo de organizaciones sociales”, expresó.

Además de mostrar ese mensaje a otras mujeres, también ella aprendió de Marcela.

“Trabajé mucho sobre los sentimientos de ternura, dulzura y amor por una persona pero también en una sensación de protección y fuerza, como si fuera una loba que intenta proteger a sus hijos. Implicó pensar en la condición de las mujeres que viven esa situación. Fue un aprendizaje dar vida a Marcela.

“Intenté contar primero la historia de una madre y su relación con su familia, con su marido y en particular con su hijo Micky. Actué pensando como una mujer de los años 80, todo lo que le podría pasar. Por ejemplo, el marido que no la dejaba trabajar por una mentalidad machista. Y al mismo tiempo el sufrimiento de ver a su hijo trabajar desde chico”, dijo.

el Universal

Comments are closed.