miércoles, febrero 26

Torres Rivas: El gobierno de Vila no es austero

0
217

 

El comité directivo estatal del PRI no tiene facultades en forma directa para sancionar a los diputados locales que aprobaron el paquete fiscal 2020 del gobierno del Estado que contiene alzas, nuevos impuestos y el reemplacamiento vehicular.

El presidente estatal de este partido, Francisco Torres Rivas, informó que el PRI se rige por reglamentos internos diferentes al partido Morena, que desconoció al coordinador de su bancada Miguel Candila Noh y le sigue un proceso interno junto con el otro diputado Luis Hermelindo Loeza Pacheco, y en todo caso se necesita que alguien presente una queja ante la Comisión de Ética y Justicia Partidaria y hasta el momento él no tiene conocimiento que la haya presentado algún directivo o militante.

“No es una potestad o una obligación del presidente de partido sancionar a algún diputado local. Hay órganos del partido que le corresponde hacerlo y hasta el momento no ha habido una solicitud de sanción por aprobar el presupuesto del ejecutivo”, reiteró en rueda de prensa. “Cada partido político tiene su reglamentación interna, la del PRI es diferente al de Morena”.

Torres Rivas y los secretarios de Operación Política, Antonio Homá Serrano; de Organización, Guillermo Torres Güemes; y secretario técnico, Enrique Alfaro Manzanilla, presentaron un análisis comparativo de los gastos del presupuesto de egresos del Poder Ejecutivo de este año y señalaron que el gobierno de Mauricio Vila no es austero como quiere hacer creer, por lo tanto buscarán una entrevista con el jefe del Ejecutivo para pedirle que disminuya sus gastos en algunos rubros donde puede obtener ahorros y así no aplicar los aumentos e impuestos programados.

Pero además de ese planteamiento, Torres Rivas anunció una serie de actividades donde descarta de momento alguna protesta masiva o marcha

priista porque no quiere que el PAN y el propio gobierno argumente que se está politizando este tema del presupuesto.

¿En estas estrategias el PRI tiene programado realizar alguna manifestación pública?, preguntó el reportero del Diario.

“Es parte de lo que vamos a pensar como estrategia. Son varias las estrategias que vamos a llevar al cabo, lo que no queremos es que lo tome Acción Nacional y el gobierno estatal como que se politiza el tema”, dijo.

“¿Por qué? Porque es un tema ciudadano, es un tema de la sociedad, lo hemos visto en las dos marchas que hay gente de la sociedad y de todos los partidos políticos. Aquí realmente es una lucha de la sociedad. ¿Qué estamos haciendo en el PRI? Hacemos consciencia al demostrar con los números de que no es un gobierno austero”.

¿Descarta la movilización?, reiteramos.

“No lo descartamos, pero tampoco podemos decir que lo vayamos a hacer”, respondió. “Iremos viendo las circunstancias en su momento, hay que recordar que la política es de tiempos y circunstancias, y nosotros vamos a agotar el último tema de diálogo”.

El líder priista dijo que no tiene porcentajes o número de cuántos militantes, directivos o simpatizantes del PRI ya lo abandonaron. Sin

embargo, admitió que hay priistas que obviamente ya no están como la senadora Verónica Camino Farjat y Jorge Sobrino Argáez. Ambos ex priistas se fueron al PVEM, como ya informamos. “Hoy por hoy, hay gente que tuvo años que no se había acercado al partido y lo está haciendo, otros tomaron una decisión muy respetable de ir a otro instituto político, adelante, las puertas del PRI están abiertas tanto para

que regresen, para incorporar a nuevos cuadros o también para la gente que siente que tiene oportunidad en otros partidos, adelante”, señaló.

Respecto al análisis de los gastos programados del ejecutivo estatal para este año, Torres Rivas enfatizó que no existe la austeridad en este gobierno

panista. No es cierto, no es la realidad sus argumentos y mostró varias láminas con cifras para mostrar a la prensa que presupuesta gastos

superfluos e incrementos injustificables en papelería e insumos de oficina, honorarios de asesores, combustible, mantenimiento menor de inmuebles,

arrendamiento de vehículos, viáticos, boletos de avión. Por ejemplo, a pesar de los cientos de despidos, el rubro de la burocracia creció el gasto

de $12,294.853,268 a $12,492.947,586, un incremento de $198.094,320 respecto a 2019; en combustibles aumentó de $310.288,925 a $323.199,941, es decir

$12.910,566; alimentación de $145.940,163 a $169.852,072, es decir, $23.912,072 de más; artículos de oficina y material de administración pasó

de $90.100,145 a $397.528,727, un aumento de $307.428,582. Expuso varios ejemplos de aumentos, lo que si realmente se ajustaran el cinturón,

lograrían mayores ahorros.

También criticó al gobierno federal porque no ha podido disminuir la inseguridad y la economía mexicana está en recesión por las improvisaciones

y malas decisiones del gobierno de la república. Además, las familias mexicanas y yucatecas sufren afectaciones brutales porque el precio de los

alimentos de la canasta básica han aumentado casi el 5%.

Por su parte, en un comunicado Asís Cano Cetina, líder estatal del PAN, dijo que “el presidente del PRI intenta desviar la atención ante cuestionamientos de sus propios compañeros de partido, que ven el éxodo de militantes ocasionado, entre otras cosas, por la ausencia de liderazgo en su cúpula”.

“A Francisco Torres Rivas no le creen ni los priistas, y por eso pretende simular ante los ciudadanos y los medios de comunicación un papel que no le va”.

Para el presidente del PAN, “una de las debilidades del discurso de Torres Rivas es que no tiene autoridad para hablar de transparencia ni de rendición de cuentas, ya que él fue protagonista de uno de los gobierno más opacos y acusados de corrupción de la historia reciente: el de Ivonne Ortega Pacheco”.

“Entonces”, recuerda Asís Cano, “no sólo calló sino que participó activamente en lo que muchos han considerado un descarado saqueo al erario. Ahora, que ve que al fin la impunidad quedará atrás, con el citatorio a ex funcionarios públicos emanados de su partido, quiere desviar la atención”.

Asís Cano invita a que “no nos olvidemos del cuestionado paso de Torres Rivas en la función pública, ni tampoco la crisis que vive su partido desde que él es su presidente. No nos olvidemos que están en capilla operadores políticos de sus excandidatos en las elecciones pasadas”. Un día se queja de los recortes federales al campo, y otro día, alaba el centralismo presupuestal de MORENA.

Asís Cano señala que, es de llamar la atención, que Torres Rivas se haya “reactivado” recientemente, cuando está en la recta final la investigación judicial de supuestos desvíos detectados en la entrega recepción entre esta administración estatal y su antecesora. “En el análisis financiero presentado por el presidente del PRI se omite, por ejemplo, la malversación de 500 millones de pesos denunciada en más de 30 expedientes”, señala.

“Las finanzas públicas de Yucatán aún resienten los excesos de administraciones priistas pasadas y de gobierno estatales, como en los que él fue parte”.

Deserciones

El líder estatal del PRI dijo que no tiene porcentajes o número de cuántos militantes, directivos o simpatizantes de ese partido ya lo abandonaron. Sin embargo, admitió que hay priistas que obviamente ya no están como la senadora Verónica Camino Farjat y Jorge Sobrino Argáez. Ambos se fueron al PVEM, como ya informamos.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply