martes, junio 18

Torturado, degollado y desmembrado

0
203

Con huellas de tortura y de haber sido degollado, encuentran el cuerpo desmembrado y embolsado de un hombre, el cual permanece en calidad de desconocido.
El hallazgo fue hecho la mañana de este viernes, en la supermanzana 521, sobre la avenida Politécnico y con este hecho, la cifra de ejecuciones en lo que va de este año en Cancún; se incrementó a un total de 139 casos.
El escabroso hallazgo fue reportado a través del número de emergencias 911, a las 11:06 horas de este viernes, después de que trabajadores reportaran el hallazgo de bolsas negras sobre la avenida Politécnico, en la supermanzana 521, manzana 15.
Elementos de la Policía Municipal llegaron al lugar para verificar el reporte, encontrando a un costado de la avenida, tres bolsas de plástico negras, y en una de ellas alcanzaba a verse que el contenido eran restos humanos.
La zona fue acordonada para sorpresa de los vecinos, quienes preguntaban que era lo que estaba pasando y quienes vivían en la parte acordonada, tenían que pedir permiso a las autoridades para poder entrar a sus propias viviendas.
Momentos después, arribaron agentes ministeriales y peritos criminalistas, quienes iniciaron con el procesamiento de la escena del crimen.
Frente al lote 13-A, los peritos encontraron sobre la calle, dos bolsas de plástico negras y una más, dentro del área verde, en la que podían apreciarse restos humanos, al parecer extremidades inferiores de un cuerpo.
Las tres bolsas fueron trasladadas al Servicio Médico Forense (Semefo), en donde fueron inspeccionadas y al abrir la primer bolsa, los peritos encontraron un pantalón de color verde camuflaje y el torso con cabeza de un hombre, de complexión robusta, con cabello lacio y largo de color negro.
En el costado derecho del torso, contaba con un tatuaje con la imagen de una muerte, otro con la imagen de una calavera en el peccho del lado derecho y del lado izquierdo; otro con el nombre “Ardines”.
En el costado izquierdo tenía siete heridas de arma blanca, otra en el abdomen, múltiples golpes en el rostro y una herida en el cuello de 17 centímetros.
En otra bolsa, fueron encontrados los brazos y piernas, segmentados en ocho partes, junto con un boxer de color verde y un par de calcetines de color negro.
En las muñecas tenía tres pulseras de plástico, en colores amarillo, verde y negro, mientras que en la pierna izquierda se encontró un tatuaje con la imagen de rostro de una mujer y dos calaveras; mientras que en la pierna derecha se encontró otro tatuaje con la imagen de San Judas.
En la tercer bolsa se encontró un tapete de color café con amarillo, un pantalón de color gris, una sábana de color blanco con estampados de color azul, y unos tenis de color gris con naranja.
El ahora occiso permanece en calidad de desconocido, convirtiéndose en el ejecutado número 139 en lo que va de este año en Cancún.

Fuente: Por Esto

Leave a reply