miércoles, abril 1

Trabajan para abatir carencias ante llegada de ZEE a Progreso

0
186

El puerto de Progreso se encuentra actualmente en un punto de transformación. Por un lado, la presente administración pretende renovar su imagen y ampliar su oferta turística llevando al municipio a ser un referente turístico en el estado, mientras que por otro le apuestan a su desarrollo industrial y comercial con la Zona Económica Especial (ZEE).

El proyecto de la ZEE para el sur sureste del país ha puesto a Progreso en la mira de los inversionistas tanto nacionales como extranjeros; sin embargo, el puerto aún tiene que ponerse a la altura de dicho esquema.

Para contextualizar, fue en el año 2016 cuando el expresidente Enrique Peña Nieto promulgó la Ley de Zonas Económicas Especiales, la cual dividió a la República con la finalidad de mejorar las relaciones políticas, sociales y comerciales de los estados vecinos entre sí, mientras que a principios del 2018 fueron declarados los puertos Salinas Cruz de Oaxaca y Progreso, Yucatán, como nuevas ZEE.

Con esto, se convirtieron en un territorio atractivo para la inversión, puesto que busca que las empresas que tengan negocios en estos lugares obtengan beneficios, tales como un 100% de descuento en Impuesto Sobre la Renta (ISR) durante un periodo de 10 años; además no pagarán el IVA en la compra de artículos en el territorio nacional.

Otro beneficio para los inversionistas es que podrán obtener créditos fiscales, así como un régimen aduanero especial, un marco regulatorio ágil y apoyos por parte del gobierno estatal y municipal.

Como le informamos en ediciones pasadas, para Yucatán y puerto Progreso la ZEE generará 33 mil empleos, además traerá inversiones de más de dos mil millones de dólares y tendrá ventajas fiscales como la deducción inmediata del ISR durante los primeros 8 años. Tendrá 320 hectáreas de predio federal y mil 751 de polígonos ampliados.

A pesar de lo beneficioso que será el proyecto para el municipio, este aún tiene mucho camino por recorrer para estar a la altura. Lo cual se representa en 3 frenos principales: Falta de servicios públicos básicos, falta de vivienda y falta de transporte.

El alcalde del puerto Julián Zacarías Curi afirmó la necesidad de garantizar los servicios básicos en orden de poder recibir la ZEE. “La zona Económica Especial no va a llegar en un día. Estoy seguro de que cuando este acá, Progreso estará listo para recibirla, pero aún nos falta garantizar servicios que acompañen a esta inversión, tales como un correcto depósito de basura y mejor bombeo de agua potable”.

Por su parte, el director de Finanzas y Tesorería del Ayuntamiento de Progreso, Emilio Javier Góngora Ortegón, comentó que la comuna no se encuentra actualmente sana en materia de finanzas como para solventar las necesidades en servicios básicos, ya que vienen de una mala administración.

Para ejemplificar la merma en los servicios básicos del puerto basta con mirar la recolecta de basura para la cuál solo hay 30 camiones operando del sindicato de recolectores para todo el puerto, además de que el relleno sanitario está abandonado, puesto a que se tiene una gran carga de contaminación y además acarrea varias demandas ambientales, por lo que la basura del puerto se está destinando a la ciudad de Mérida actualmente.

En cuanto al agua potable, el puerto apenas alcanza a bombear con suficiente presión, puesto que se tiene un promedio de consumo de cerca 12 metros cúbicos de agua cada mes, con la cantidad actual de predios el consumo rebasa los costos de extracción, los cuáles oscilan en $12 por litro y hasta ahora sería casi imposible solventar la llegada repentina de más habitantes que ocupasen nuevos predios.

Empresarios locales también concuerdan con que el puerto aún no está listo para recibir a la Zona Económica Especial, así lo expresó la expresidenta de Canaco Progreso, Martha Isabel Trejo.

“El puerto estará listo para recibir la Zona Económica Especial, siempre y cuando cuente con los servicios básicos, alumbrado público, energía eléctrica, recolecta de basura, agua potable, vivienda y también seguridad. Si Progreso cuenta con todo esto, estará listo para recibir la Zona Económica” comentó y señaló también que se espera que al venir la ZEE no se deje a Progreso en las mismas, como un puerto de paso, en el que detona inversión, pero no se retorne al municipio.

En el ramo de importación y exportación terrestre el puerto igual presenta atrasos lo que podría complicar la llegada de la ZEE, según expresó el transportista Ernesto Luna Rivas.

“Para recibir la ZEE se necesita más infraestructura, mejorar los servicios del puerto y ampliar la terminal de contenedores. No es que está este en mal estado, si no que el crecimiento de las operaciones ya la rebaso, y al llegar las empresas a la Zona Económica Especial necesitarán más espacio, por lo que habría atrasos en el tiempo de entrega de las mercancías, lo que implicaría un aumentó en los costos”, opino el empresario.

Otra de las principales problemáticas es la falta de vivienda en el puerto para albergar a la nueva población que trabajará en la franja de la ZEE, ya que el municipio no cuenta con una oferta amplia de casas y cada vez es más difícil o rentar una. Progreso cuenta con alrededor de 60 mil predios los cuáles están en el registro de predial. No se cuenta con más viviendas y si bien en las comisarías hay terrenos, no se ha visto en los últimos años grandes proyectos de desarrollo de vivienda. Cabe mencionar que ni el Ayuntamiento ni el IVEY han afirmado nuevos proyectos de vivienda para el puerto, pero se presume esperarán a las directrices del nuevo gobierno federal.

El último gran freno en el puerto es la falta de transporte urbano, la cual está al tope con los ciudadanos actuales en el puerto, esto según comento Felipe Pech Gonzáles director de transporte del ayuntamiento de Progreso. El puerto cuenta actualmente con 45 camiones urbanos, 94 unidades colectivas tipo combi, 110 autos tipo taxi y cerca de 90 autos de plataforma digital (entre Uber y Cabify,etc.). Este número de unidades apenas alcanza para el transporte del grueso de la población, por lo que al llegar mayores habitantes el sector no podría soportar la cantidad de pasajeros que recorren el puerto y las comisarias diariamente.

A pesar de los atrasos que tiene el puerto, los gobiernos se encuentran optimistas en lograr la Zona Económica Especial en Progreso, a esto dio voz la diputada local por el noveno distrito, Lila Rosa Frías Castillo.

“La ZEE es un gran reto para Yucatán y para el municipio de Progreso, el puerto se tiene que preparar para esto y es necesario organizar al municipio, que las autoridades municipales tengan la visión de desarrollo que amerita para crecer junto con la ZEE, prioritario la inversión en infraestructura básica para el municipio, agua potable y alcantarillado, imagen urbana, calles, recolecta de basura, mucha seguridad en la zona, que ponga en condiciones a Progreso, en el tema de vivienda es necesario que el gobierno estatal genere alternativas para los progreseños al igual que motivar a la iniciativa privada en el ramo de la vivienda, es prioritario en el municipio tener un plan para generar capacidades orientados a la ZEE sobre todo en materia laboral, Progreso no puede ser un municipio con alta marginación y problemas sociales porque no genera valor a la ZEE pero sobre todo necesitamos los ciudadanos vivir mejor, hoy Progreso necesita políticas públicas municipales que piense en los ciudadanos y en los empresarios locales para generar mejor economía municipal”

La Zona Económica Especial ya está en puerta y el municipio de Progreso necesita solventar sus necesidades básicas para recibir tal impulso de infraestructura y de inversión por lo que será necesaria la cooperación de gobiernos, iniciativa privada y sociedad para llevar al puerto a ser verdaderamente un territorio de sana inversión.

Fuente: Punto Medio

Comments are closed.