lunes, agosto 3

Tradicional procesión hacia el coso taurino

0
274

Empezar con esperanza, entusiasmo y mucho ánimo

TIZIMIN, Yucatán.- “El nuevo año también nos ha regalado un libro con hojas en blanco que tiene 365 páginas, en las que hemos de escribir y llenar afrontando cada uno, haciendo resplandecer, iluminar, guiar, cumpliendo con cada una de las tareas y responsabilidades que Dios nos ha dado.
Hay que empezar con esperanza, entusiasmo y mucho ánimo, poniendo como marco de referencia la palabra de Dios, que ilumina, que guía”.
Este fue el exhorto emitido por el párroco Luis Fernando Góngora Góngora en la solemne ceremonia eucarística y la tradicional procesión hacia el coso taurino de las sagradas imágenes de los santos patronos.
Las efigies partieron en procesión y en hombros de los custodios del santuario de Reyes hasta concluir su recorrido en el coso taurino, donde año con año se desarrolla su visita con el fin de bendecir el lugar para que ahí todo salga a voluntad de Dios, pidiendo por la protección y bienestar de todas las personas que comparten los festejos taurinos en ese sitio.
En derrotero de fe fue encabezado por el vicario Cristian Rolando Andrade Gutiérrez y por la reina de la Feria de Reyes 2018, Jhoany Cetzal May, haciéndose presentes las velas, la ruda, los estandartes y los ramilletes en manos de los feligreses, sin poder faltar la música de la charanga que interpretaba el tema “Santos Reyes del Oriente.
En medio de ovaciones y con fe desbordante, la gente les dio la bienvenida a los Reyes Magos y a su entrada se sumaron para acompañarlos el párroco Luis Fernando Góngora Góngora, el mayor de los custodios, Dionicio Dzib, y el seminarista Jerónimo Poot Cahuich.
En la misa el sacerdote puntualizó “Este es un día especial para pedir por la paz, trabajemos juntos con todos nuestros hermanos, en especial con los jóvenes para edificarla”.
Citó el lema que su santidad San Juan Pablo II emitió en 1984: “La paz y los jóvenes caminan juntos”, por lo que hizo analogía a que la paz y Tizimín caminen junto con María santísima que es modelo a seguir, para que ella nos acompañe junto con nuestros patronos de esta comunidad parroquial.
“Que este año que estamos comenzando no empiece el día de hoy con las espinas de ayer, no empiecen este año 2018 con las espinas del 2017, es su momento, su oportunidad de hacer lo que Dios les está pidiendo y encargando para poder caminar con mucha confianza, empeño y entusiasmo”, enfatizó.
Explicó que todos nos llenamos de abrazos, nos hemos deseado lo mejor, nos hemos felicitado, saludado, hemos hecho propósitos, que venimos a buscar la bendición de Dios a bendecir este ruedo, pero debemos tener en cuenta que el señor le dice a Moisés, “dile a Aarón, a su hermano que era el sacerdote, di con estas palabras, así vas a bendecir, di con estas palabras que el Señor te haga resplandecer, te guíe, te ilumine, te acompañe, que haga brillar su rostro sobre ti en el capítulo 6 del libro de los números”.
Mencionó que cuando bendecimos de corazón, de verdad, estamos transmitiendo a Dios y por ello dijo que admira la costumbre del centro del país, en la que el niño cuando va a salir pide que lo bendigan, le desean lo mejor, lo ponen en manos de Dios para acompañarlo en su quehacer.
“Que el 2018 sea una fiesta, con ese espíritu de alegría, con ese entusiasmo que nos debe caracterizar, que no perdamos ese ánimo, los pastores salieron contentos para anunciar, nosotros no podemos bajar la guardia, debemos tener ese espíritu positivo en nuestras vidas, en nuestra persona, en nuestras familias, no se junten con la gente que es pesimista y negativa, con esos que sólo ven tierra y no se dan cuenta que está saliendo el sol”.
“En este día festejamos a la Virgen María como madre de Dios, con confianza y alegría en este primer día del año oremos juntos por la paz, ella empieza por uno mismo, en la familia, que no hay discordia entre ella, que no se griten, que no se ofendan, que no se lastimen, que se valoren, que se quieran, empieza por el respeto, la justicia inicia desde la verdad, háblense con ella”.
“Caminemos con María, porque ella pudo resolver los problemas con los que se encontró con su parto, tener que irse a Egipto, regresar, tener que acompañar al niño, que la familia sea un centro de unión, de comunión, vivan siempre en armonía, luchen para que su familia sea sólida, tengan siempre esa esperanza, el espíritu de escuchar a Dios y dejar que él nos conduzca, que este inicio de año, este inicio de fiesta sea para nosotros la oportunidad de vivir esa comunión y la alegría”.
Pidió que el Señor y a la santísima Virgen intercedan por nosotros, que veamos en ella ese modelo de paz, de camino y juntos edifiquemos Tizimín, “en sus nietos está el futuro del municipio, así que depende de tener muy en cuenta que lo que alimenten, es lo que van a cosechar, no alimenten a una serpiente, educa, forma una persona, que la ruda sea un signo de que Dios los está acompañando, de que los va ayudar, que tengan confianza y que no se anquilosen en la desesperación”.
“No podemos tener mayor confianza en la preocupación ya que no solucionan nada”, por el contrario, señaló que es vivir como masoquistas, “reza, reza, reza que la preocupación para nada sirve”, finalizó.

Fuente PorEsto

Comments are closed.