jueves, abril 9

Trágico fin de semana

0
266

Se reportaron otros dos suicidios

Una joven mujer, vecina de Kanasín, se topó con una dantesca escena al despertar ayer por la mañana y descubrir que su pareja había escapado por la puerta falsa, ahorcándose con el brazo de una hamaca.

El joven, identificado como Luis Miguel López Gómez, de 21 años de edad, parecía estar muy a gusto con su vida y su mujer señaló que en ningún momento dio indicios de que fuese a acabar con su propia existencia, inclusive la noche anterior habían acudido a un baile de la citada población y la mujer afirmó que se la pasaron de maravilla.

La tragedia se registró en un predio del fraccionamiento CROC, donde habitaba la joven G. G. S. y ocasionalmente el extinto, quienes luego de bailar toda la noche regresaron a la casa, aproximadamente a las 5:30 de la mañana del domingo.

La pareja no tardó en acostarse a dormir, pero unos 40 minutos después la joven se levantó y lo primero que vio al abrir los ojos fue a su “media naranja” ahorcado con el brazo de la hamaca.

En cuanto se recuperó de la impresión, la dama dio parte a las autoridades y al sitio no tardaron en llegar los servicios de emergencia, per los paramédicos sólo pudieron constatar que el joven ya no tenía signos vitales.

Posteriormente arribaron elementos de la Policía Estatal de Investigación, quienes acordonaron el área en espera del personal de la Fiscalía para las diligencias de rigor.

El extinto tenía su domicilio la calle 44 por 9-A y 28 de la colonia Lienzo Charro de Umán.

Otro más en la Francisco I. Madero

Los ladridos de un perro llevaron condujeron a una vecina de colonia Francisco I. Madero a una dantesca escena, al descubrir que su esposo se había ahorcado en un tinglado del patio donde tienen su hogar.

La mujer señaló que un poco antes habían discutido porque ella le dijo a su marido E. A. G. M., de 30 años, que quería separarse de él.

Entonces el joven se molestó mucho e incluso la agredió físicamente, pero nunca pensó que se suicidaría, según señaló la dama.

Los hechos se registraron en un predio de la calle 18 entre 31 y 33 de la citada colonia, donde aproximadamente a la medianoche M. G. R. C., de 26 años, discutió fuertemente con su marido y le dijo que quería el divorcio.

Tras la discusión el hombre se retiró molestó y regresó como a las 3 de la madrugada. Luego de discutir de nuevo con su mujer, la obligó a entrar a la habitación que compartían.

La dama, temiendo que la golpeen de nueva cuenta, se encerró en el cuarto, pero minutos después salió a ver dónde estaba y fue cuando escuchó los insistentes ladridos del perro en el patio.

Al salir encontró a su marido ahorcado en un tinglado y, pensando que aún podía salvarle la vida, desató la soga y lo bajó.

Enseguida llamó a los servicios de emergencia, pero ya nada pudieron hacer por él.

Fuente: PorEsto

Leave a reply