miércoles, diciembre 11

‘Tren maya no es una solución a todos los problemas del Sureste’

0
259

Afirman que debe apostarse a otros sectores que requieren priorización, como la pobreza, salud y educación

Si bien el tren maya, promovido por el Gobierno Federal, traerá un importante desarrollo económico y turístico a Yucatán y la región Sureste del país, no debe proyectarse como una solución a todos los problemas por los que atraviesa la geografía local, pues también hay que apostarle a otros sectores que requieren priorización, como la pobreza, salud y educación, dijo Ricardo López Santillán, doctor en Sociología y profesor del Centro Peninsular de Humanidades y Ciencias Sociales (Cephcis) de la UNAM.

Señaló que cualquier obra con la infraestructura que se promueve para el tren maya podría dinamizar a la región en el aspecto social, económico y demográfico, pero tampoco se puede pensar que será la solución a todos los problemas de la Península de Yucatán.

“Lo que le ha faltado al Gobierno Federal y a Fonatur es dejarnos en claro el plan maestro, realmente qué es lo que tienen planeado hacer, cuáles son, desde sus propios análisis, los impactos ambientales, sociales, culturales y económicos que esta propuesta puede tener”, apuntó.

Precisó que una obra de infraestructura de tal dimensión ayudará a reducir los tiempos de desplazamiento para personas y mercancías, pero de ahí se tendrán que derivar otras grandes cuestiones que la región Sureste demanda desde hace años.

“Un tren no resolverá los problemas de salud, educación o de vivienda y ahí es donde el Gobierno Federal tiene que hacer su parte; el proyecto puede dinamizar una región y localidades y también generar valor agregado o derrama económica, pero no es suficiente si se queda entre los propietarios y los concesionarios”, opinó.

López Santillán consideró que este proyecto debe entenderse como una obra de infraestructura y no como una posible respuesta a las grandes necesidades del Estado, como el caso del suministro de gas natural y la fibra óptica.

En ese tenor, la presidenta de la Junta Intermunicipal Biocultural del Puuc, Minnet Medina García, refirió que el modelo turístico que impulsa el Estado, en donde incluye a las comunidades, sus tradiciones y gastronomía es lo que debe de tomarse en cuenta para la construcción del tren maya.

Lamentó que los municipios que integran la junta no sean parte de la ruta propuesta; sin embargo, los que la conforman pueden ser un modelo a seguir, debido a que su crecimiento en el ramo turístico ha sido sustentable.

“Los municipios que conforman la junta, como Muna, Oxkutzcab, Santa Elena, Tekax, Ticul y Tzucacab, son un ejemplo de cómo atraer el turismo, pero que no impacte de manera negativa dentro de ellos”, explicó.

Señaló que tal vez el Gobierno Federal no conoce la estrategia estatal de turismo, la cual es incluyente, respeta las comunidades y sus tradiciones, así como también fomenta un desarrollo integral.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply