sábado, noviembre 16

Uady ‘espera’ decisión de la Fiscalía sobre estudiante ‘bromista’

0
508

Dependiente de la resolución de las autoridades sobre el caso se definirá la situación académica del joven

La Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) informó que esperará la resolución de las investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado (FGE) en torno al estudiante del Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías que presuntamente amenazó a sus compañeros con un supuesto tiroteo, la semana pasada, para definir su situación educativa y determinar si continuará acudiendo a clases o se le impondrán las sanciones correspondientes.

Ayer por la mañana, el estudiante de la universidad, acudió a la FGE para rendir su declaración y dar su versión de los hechos, a una semana del problema que se hizo viral por las redes sociales en cuestión de horas y que incluso ocasionó la suspensión de clases en el Campus durante casi un día, afectando a casi tres mil 800 estudiantes.

Como informamos, la Uady interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía para que se realicen las investigaciones de la supuesta amenaza y se emitan las sanciones correspondientes contra quienes resultaron responsables de esta falsa alarma.

El supuesto rumor, que se difundió a través de las redes sociales y grupos de WhatsApp, provocó que los directivos del campus suspendieran el lunes pasado la entrada a los estudiantes y profesores desde las 07:00 y hasta las 15:00 horas, tiempo en el que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) mantuvieran vigilada la zona.

Al ofrecer una entrevista en las instalaciones de la FGE, Y. C. aclaró que la supuesta amenaza se trató de una “broma privada” que él mismo empezó junto con cuatro compañeros y que terminó el mismo domingo por la noche cuando se percató de que la situación se estaba saliendo de control.

“Lo que pasó fue que otras personas lo empezaron a publicar como una amenaza publica y desde ese mismo día hice todo lo que podía hacer para aclarar el asunto, pero ya no pude hacer nada porque empezaron a salir versiones que no venían al caso”, sugirió.

El joven estudiante aclaró que desde el suceso hasta la fecha no ha establecido ningún contacto con los directivos de la Uady ni tampoco ha asistido a clases, pues por ahora prefiere ocuparse de la parte legal ante la denuncia que se interpuso en su contra.

Señaló que si bien anteriormente la FGE ya lo había citado para rendir su declaración, no había acudido por el temor a ser detenido “y eso iba a evitar que declare”.

En tanto, la Uady también aclaró que si bien el estudiante no está acudiendo a sus clases regulares fue por decisión propia, pues no se le ha negado el acceso al campus ni a ningún otro espacio educativo de la universidad, aunque esperarán la resolución de la FGE para emitir al final la sanción administrativa correspondiente.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply