miércoles, julio 8

‘Un error entregar las armas’, afirma el exnúmero dos de las FARC

0
258

Iván Márquez calificó ayer como ‘un grave error el haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiados en la buena fe de la contraparte’.

Iván Márquez, el exnúmero dos de la desaparecida guerrilla de las FARC, calificó ayer como “un grave error el haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiados en la buena fe de la contraparte”.

Luciano Marín, su verdadero nombre, recordó en una carta publicada vía Twitter que las armas son “la única forma que tenían para garantizar que el Estado cumpliera lo pactado” en los acuerdos de paz de La Habana.

El que fuera jefe de la delegación de paz de las FARC reaccionó así a la recaptura de Jesús Santrich, su compañero guerrillero, que tiene un pedido de extradición de Estados Unidos, donde se le acusa de narcotráfico.

Santrich fue recapturado el pasado viernes a las puertas de la cárcel, bajo nuevos cargos de la justicia ordinaria relacionados con narcotráfico, cuando se disponía a salir en libertad tras un fallo de la Jurisdicción Especial para la Paz.

Márquez, de quien no se conoce su paradero desde agosto pasado y no ha comparecido ante la Jurisdicción Especial para la Paz argumentando problemas de seguridad personal y jurídicos, cuestionó la recaptura de Santrich y reiteró la tesis que tienen los guerrilleros, de que su exjefe había sido drogado y que esa fue la razón de su ingreso a cuidados intensivos: “Ningún colombiano necesita ser jurista para entender que nada de lo que diga una persona drogada forzosamente –como ocurrió con Santrich–, puede ser legal, esa ‘legalización de captura’ fue una ilegalidad, un abuso de autoridad. Deben responder el exfiscal general y hasta los médicos que se prestaron para esa infamia rastrera”.

Márquez pidió al presidente Iván Duque –un crítico de los diálogos de paz– que “no dinamite la independencia de los poderes con ese odio sordo que sólo busca hacer trizas y dejar sin efecto el acuerdo de paz. No se rasgue las vestiduras proyectándose como un presidente impoluto frente al narcotráfico, porque usted sabe que su jefe político, Álvaro Uribe Vélez, es un mafioso dueño de una huella imborrable.

“Presidente, frene esa campaña mediática sucia con la que usted y su facción política quieren demoler el sentimiento más hermoso que palpita en el corazón de los colombianos, que es el de la paz”, escribió Márquez.

El exjefe guerrillero hizo un llamado a la movilización de los colombianos en defensa de la paz, la cual se alcanzó luego de que las FARC firmaran un tratado, en 2016, con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Jesús Santrich se presentó ayer ante un juez colombiano bajo estrictas medidas de seguridad y en silla de ruedas para que se le impute el delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

La audiencia se realizó a puerta cerrada, sólo con la presencia de los entes acusadores y los apoderados de Santrich.

Al ingresar al juzgado, el exguerrillero señaló: “Que viva la soberanía de Colombia, abajo la república banana”.

Fuente: El Financiero

Leave a reply