viernes, enero 15

Un virus ‘sigiloso’: estudio señala que ya había casos de coronavirus en EU en diciembre de 2019

0
290

 

El análisis de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reveló que existieron infecciones aisladas en la región occidental de EU a mediados de ese mes.

Según un estudio, existen pruebas médicas que revelaron la presencia de infecciones por COVID-19 en Estados Unidos en diciembre de 2019, lo que proporciona nueva evidencia que indica que el nuevo coronavirus se extendía a nivel mundial semanas antes de que se informaran los primeros casos en China.

El estudio publicado el lunes identificó 106 infecciones entre 7 mil 389 muestras de sangre recolectadas de donantes en nueve estados de EU entre el 13 de diciembre y el 17 de enero. Las muestras, recolectadas por la Cruz Roja Americana, fueron enviadas a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EU para detectar si había presencia de anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2.

“Los hallazgos de este informe sugieren que las infecciones por SARS-CoV-2 pueden haber estado presentes en EU en diciembre de 2019, antes de lo que se había reconocido”, señala el documento.

Los informes de una misteriosa neumonía que se propagaba por Wuhan, China, aparecieron por primera vez a finales de diciembre de 2019. Tras multiplicarse rápidamente por toda la ciudad durante las siguientes semanas, la enfermedad se propagó por todo el mundo, y el primer caso en EU se conoció de manera oficial el 19 de enero.

Las revelaciones que muestra el documento elaborado por investigadores de los CDC refuerzan la creciente idea de que el nuevo coronavirus circulaba silenciosamente en todo el mundo antes de que se conociera, y podría reavivar el debate sobre los orígenes de la pandemia.

No es la primera evidencia que muestra que el virus podría haber existido o contagiado a personas fuera de China antes de 2020. Se reveló que un paciente en Francia contrajo el virus después de ser hospitalizado con síntomas similares a la influenza a finales de diciembre, lo que contradice las estadísticas oficiales que muestran que el COVID-19 llegó al país de la mano de personas que regresaron de Wuhan en enero.

El estudio de los CDC indicó que existieron infecciones aisladas en la región occidental de EU a mediados de diciembre. También se encontraron anticuerpos a principios de enero en otros estados antes de que se supiera que el patógeno había llegado a esos lugares.

Los científicos indicaron que no fue posible determinar la magnitud de las infecciones a nivel estatal o nacional en función de las muestras, o si los casos fueron de transmisión local o estuvieron relacionados con viajes.

Fuente: El Financiero

Leave a reply