domingo, noviembre 17

Una falla eléctrica deja en oscuras a parte de Progreso

0
82

PROGRESO.— El domingo a las 7 de la noche, dos horas después de que la Comisión Federal de Electricidad terminara de proporcionar mantenimiento a las subestaciones de esta ciudad y San Ignacio, se registró un apagón en la zona oriente de la ciudad que abarcó céntricas calles hasta la comisaría de Chicxulub Puerto, dejando a cientos de casas a oscuras.

El servicio se restableció a las 11:30 de la noche.

Fue la segunda vez en lo que va del mes que en el oriente de la ciudad y Chicxulub Puerto se quedaron sin servicio de energía eléctrica, pues el sábado 6 pasado a las 7:30 de la tarde se registró un apagón que duró dos horas.

Pero el del domingo se prolongó cuatro horas y media; antes la electricidad se interrumpió tres veces con duración de tres a cinco minutos, pero a las 7 de la noche sobrevino el apagón que abarcó desde la calle 74 de esta ciudad, todo el oriente del puerto, hasta la comisaría de Chicxulub.

El calor que se registró y ante la falta de electricidad para poner en funcionamiento climas artificiales y ventiladores, las familias estuvieron varias horas en las puertas de sus casas. El servicio se fue restableciendo paulatinamente, primero por esta ciudad, avenida de la calle 31 y otras arterias y de último Chicxulub y las colonias del oriente del puerto.

En la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se informó que el apagón fue por una falla que, aseguraron, una cuadrilla de electricistas estaba atendiendo, pero no se explicó qué tipo de falla fue lo que ocasionó el apagón.

El domingo por la mañana un equipo de 12 ingenieros de media tensión, ocho electricistas y siete ingenieros dio mantenimiento a las subestaciones Progreso, en la calle 74 entre 39 y 41 de este puerto, y San Ignacio, situada en la carretera Mérida-Progreso, antes del puente de Flamboyanes.

Los trabajos de mantenimiento preventivo para evitar fallas por alta contaminación salina y ajuste de equipos se iniciaron a las 6 de la mañana y concluyeron a las cinco de la tarde. Dos horas después que concluyeron sobrevino el apagón.

Ayer lunes en la zona poniente del puerto, área de los juzgados, marinas turísticas, muelles pesqueros y policía municipal, se realizaron trabajos también de mantenimiento y reemplazo de fusibles tradicionales por otros de triple disparo, con lo que se mejora la calidad del servicio eléctrico en esa zona del puerto.

Los trabajos que se hicieron con energía viva de 13,200 voltios fueron supervisados por el ingeniero Capi Madera Gil, superintendente Mérida de la CFE.

Comments are closed.