domingo, noviembre 17

UNAM cuenta con salón especializado para investigación forense, el “Aula de la Escena del Crimen”

0
213

Formar científicos forenses que realicen investigación que coadyuve al sistema de justicia mexicano, es el propósito de la licenciatura en ciencia forense de la UNAM. Entre las herramientas que ofrece para el desarrollo pleno de esta profesión, está el aula de la escena del crimen.

Este espacio se caracteriza por la potencial presencia de elementos, rastros o indicios que se puedan develar en las circunstancias de lo allí ocurrido, y la posibilidad de identificación de los implicados.
Así, la escena del crimen es el lugar donde ha actuado el delincuente para llevar a cabo su acción, y por ello es de vital importancia su análisis en todos los aspectos. Puede estar integrado por uno o varios aspectos físicos interrelacionados a través del hecho criminal que se investiga.

De acuerdo con Vicente Torres Zúñiga, académico de la Licenciatura en Ciencia Forense de la Facultad de Medicina, se trata de un aula-laboratorio en donde se llevan a cabo las prácticas de aquellas asignaturas que implican el desarrollo de destrezas en campo, bien sea abierto o cerrado.

“Es en este lugar donde comienza el trabajo de investigación de los científicos forenses; de aquí se deriva a diferentes áreas como las pruebas de gabinete y los laboratorios, con el fin de poder aportar datos de importancia para el proceso judicial”, explicó Torres Zuñiga.

Comienzo del estudio forense

En esta aula se realizan de diversas formas las escenificaciones que sirven para que los estudiantes lleven a cabo sus investigaciones; todo lo que tiene que ver con el quehacer forense comienza en estos lugares.
A esta área se le llama plástica, ya que se puede adaptar de diversas formas según las necesidades del profesor para el desarrollo de las habilidades de los estudiantes. Todas las escenas que se montan aquí, evocan delito o su presunción; algunas son explícitas y complejas, otras sólo son alusivas y simples de la situación que se presenta.

Ahí se encuentra también un área donde hay maletines y el material que los alumnos podrían necesitar para intervenir en una de las escenas del crimen. Material de protección biológica, tanto para los estudiantes como para preservar el estado de la escena, son algunos de los elementos que utilizan para su labor.

“Con estas técnicas lo que se busca es que quienes intervienen en una escena como esta, no se contaminen con sangre, o que tal vez se les caiga un cabello que posteriormente se confunda con un indicio; la preservación y la integridad proviene de ambas partes”, precisó Vicente Torres.

El aula de la escena del crimen forma parte de las instalaciones con las que cuenta la Facultad de Medicina para la licenciatura en Ciencia Forense; tiene además dos Laboratorios de Química, Genética y uno General para realizar prácticas de diversas asignaturas; área para el polígrafo y aula digital donde se pueden realizar prácticas de análisis informático forense y estudio de audio-video, entre otros.
Ciencia UNAM, Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM.

Fuente: El Universal.

Leave a reply