martes, julio 7

Urge un nuevo Cereso

0
333

CHETUMAL.- Después de desmantelar los “autogobiernos” de las cárceles del estado, una acción principal y determinante dentro del sistema penitenciario es lograr los recursos para construir una cárcel que cumpla con todas las especificaciones de la Ley Nacional de Ejecución Penal y que permita acabar con los problemas, aseguró el secretario de Seguridad Pública, Rodolfo del Ángel Campos.

Aseguró que “luego del traslado de reclusos que controlaban las cárceles de la entidad a penales federales, lo que vamos a continuar haciendo es el desarrollo penitenciario, el cual contempla muchas acciones, como bajar el hacinamiento, la sobrepoblación, capacitar a custodios y un trabajo conjunto con el Poder Judicial para incrementar las sentencias”.

Del Ángel Campos aseguró que se tiene un avance importante en ese rubro y por otro lado para lograr la certificación de la cárcel de Cozumel y posteriormente las demás cárceles, y un acción principal que es determinante dentro de la sistema penitenciario es lograr los recursos para construir una cárcel que cumpla con todas las especificaciones de la Ley Nacional de Ejecución Penal.

“Hemos avanzado sustancialmente, pero creo yo que con una cárcel nueva estaremos dando un sistema penitenciario en Quintan Roo muy diferente.

“Tenemos el proyecto y están buscando los recursos, los cuales son de entre dos a tres mil millones los que se requieren para una cárcel, el lugar es entre Puerto Morelos y Cancún, y se contempla la zona norte, porque la mayor población de Quintana Roo se encuentra ahí.

“Incluso la mayor población penitenciaria es de la zona norte y, por lo tanto, ya estamos trabajando en ello y será un avance importante porque estaríamos acabando con los problemas del sistema penitenciario, de tener una cárcel de este tipo”.

Asimismo, dijo que se ha logrado bajar el 16 por ciento de hacinamiento de población, lo que ayuda a cumplir con los ejes de reinserción social en cada una de las cárceles de Quintana Roo.

Señaló que “se tiene un trabajo muy coordinado con la federación, con la Fiscalía, con el Poder Judicial, obviamente estaremos trabajando los expedientes de cada una de las personas privadas de su libertad y sobre todo que quienes tengan una sentencia de carácter federal pudieran ser susceptibles a algún movimiento.

“Seguiremos trabajando en bajar el hacinamiento y sobre todo en reducir la población, porque eso nos permite cumplir con los ejes”, acotó.

Señaló que “la situación actual en el Cereso de Chetumal es de normalidad, se han cumplido con los protocolos, hay buena disposición de las personas privadas de su libertad y lo que queremos es reinsertar realmente a las personas, para que cuando salgan puedan estar adaptadas a la sociedad”.

Finalmente, señaló que durante el desmantelamiento del “autogobierno” en el Cereso de Chetumal se tuvieron daños en algunas rejas, candados y paredes, los cuales se están reparando; fue un 10 por ciento que se deterioró y se realizan los presupuestos y las reparaciones son de manera simultánea. Actualmente, se tiene un 5 por ciento de reos federales y los restantes del fuero común, la población en la cárcel es de 3 mil 800 reos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.