domingo, agosto 9

Vasta riqueza en la cultura maya

0
1159

Don Juan de la Cruz Castillo crea el proyecto personal “Jardín Botánico” en su hogar / Promueve con orgullo la historia de su terruño y la cultura milenaria

MANI, Yucatán.- El señor Juan de la Cruz Castillo Argüello, de 83 años de edad, es un destacado promotor cultural e historiador natural de la comunidad, que ha hecho en su hogar un pequeño jardín ecológico ornamentado con objetos tradicionales y pequeñas estructuras elaboradas con piedras.
“Me gusta mucho la cultura maya, en ella hay mucha riqueza que nos ha sido heredada por nuestros antepasados y que va pasando de generación en generación; desde sus formas de vida, sus historias, relatos y conocimientos”, compartió el octogenario, quien siempre ha mostrado gran amor por su terruño.
Ese sentimiento de pertenencia y heredero de una cultura milenaria, lo ha movido a promover desde su hogar y de acuerdo a sus posibilidades, todo lo relacionado a los mayas, así como importantes relatos que le fueron contados por su abuelo y otros consanguíneos.
Con gran paciencia y desde hace tres años, don Juan inició el proyecto personal de un “jardín botánico” en el patio de su hogar, donde amablemente recibe a visitantes para compartir sin compromiso de sus conocimientos sobre Maní y la cultura maya.
En el predio también se observa un pequeño espacio que don Juan ha denominado como “museo”, y en donde se encuentran piezas y objetos tradicionales y antiguos que ha cuidado con gran aprecio a lo largo de los años.
Inmediatamente, le sigue el sacbé, o sendero, donde inicia un peculiar y significativo recorrido en medio de plantas y pequeños montículos de piedra que asemejan a algunas de las estructuras y vestigios más importantes de la entidad e incluso de Tabasco.
Cada pieza está elaborada con piedras de todos los tamaños, acomodadas de tal manera que juntas emulen a las pirámides del Adivino de Uxmal y de Chichen Itzá, estructuras de la Ruta Puc e incluso el templo Pacal de Palenque.
En el predio se puede observar también un chultún que servía como depósito de agua para los antiguos mayas.
El paseo está complementado por una explicación a viva voz del hombre, quien también fue alcalde de Maní durante el periodo 1982-1984.
“Me gusta compartir con las personas y visitantes lo poco que sé”, indicó sonriente.
Sin duda, el hombre representa un gran baluarte histórico y cultural del municipio, por el vasto conocimiento que guarda de su natal Maní.
Don Juan se distingue por ser una persona siempre dispuesta a compartir con otros la historia de la comunidad, relatos y datos de la cultura maya, a fin de mantener vivo el legado de sus ancestros.
Actualmente forma parte de la asociación civil sin fines de lucro, apolítica y laica “Koonex Maní” (Vamos Maní). El organismo tiene el propósito de preservar y dar a conocer el patrimonio ecológico, histórico y cultural tangible e intangible del pueblo de Maní.

Fuente POrEsto

TagsManí

Comments are closed.