martes, noviembre 24

Vecino de Chapab escapa por la puerta falsa

0
516

CHAPAB, Yucatán.- Hoy, a las tres de la mañana aproximadamente, la comandancia de Policía Municipal recibió el reporte de la señora Nefris del Socorro Tuyub, quien indicó que su esposo había tomado la fatal decisión de quitarse la vida por la vía del ahorcamiento.

El Director de Policía Municipal, Gilandro Alvarado Teh, refirió que el sujeto, de aproximadamente 44 años de edad, de oficio albañil y que en vida llevaba el nombre de José Manuel Cen Pacheco, se le vio por la tarde acompañado de sus amigos, disfrutando de la parranda.

Los hechos se suscitaron en el predio ubicado en la calle 21 por 28 y 30 de esta población, sitio hasta donde el sujeto tranquilamente llegó mientras todos dormían y, sin que sospecharan de sus intenciones, se ahorcó.

El ruido que ocasionó al colgarse alertó a su esposa, quien salió para constatar qué había sucedido y se llevó la gran sorpresa de ver a su esposo suspendido. Fue en ese momento que hicieron la llamada pidiendo auxilio, por lo que los oficiales Jaime Noh y Alberto Moo se presentaron en el sitio y lo atendieron.

Asimismo, la patrulla 1337 arribó al domicilio, al mando del Subdirector Rubén Briceño y el doctor Luis Alfonso Rivero Ku, con la intención de auxiliar a la persona, pero sólo se pudo confirmar el deceso.

Por ello se solicitó el apoyo de autoridades estatales, presentándose al lugar del incidente la patrulla 6658 de la SSP, al mando del oficial Ricardo Uc y de la agencia 14 de la ciudad de Ticul, Lic. Nancy Navarrete, así como el doctor en criminalística Alvaro Sosa, para las indagaciones correspondientes.

Por último, el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) procedió al levantamiento del cuerpo para trasladarlo a las instalaciones de la morgue para la necropsia de ley.

Por su parte, los familiares recibían la orientación necesaria para poder reclamar el cuerpo del extinto para velarlo y sepultarlo.

Se ignora hasta el momento la causa de esta fatal decisión. En el sitio se encontraban los familiares del difunto, quienes no daban crédito al hecho.

Fuente: PorEsto

Leave a reply