jueves, agosto 13

Venados FC cae contra Correcaminos en la jornada 12

0
317

En partido reñido en el que por momentos el equipo visitante fue claro dominador, Venados FC Yucatán cayó por marcador de 3-1 ante los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas en partido correspondiente a la fecha 12 del Clausura 2018 disputado en la cancha del estadio Carlos Iturralde Rivero.

Correcaminos salió decidido a buscar el gol desde los primeros minutos y metió en aprietos a la zaga yucateca y al portero Armando Navarrete, que regresó a las canchas después de una lesión que lo mantuvo en recuperación durante dos semanas.

Con cinco minutos anotados en el cronómetro, el dueño del partido era el conjunto de Ricardo Rayas. Venados no alcanzaba a hilvanar más de tres pases al frente y la situación quedó evidenciada para el rival.

La porra en las gradas impulsaba con gritos y cánticos a sus ciervos, quienes se espabilaron el dominio inicial y con sendas combinaciones por izquierda, la banda de Franco Faría, consiguieron dos tiros de esquina que finalmente no trascendieron.

Conforme transcurrieron los minutos ambas escuadras se asentaron y las jugadas de peligro decayeron gracias a la efectiva intervención de las defensas. Fue Julio Atilano que intentó sorprender a Navarrete con un tiro de larga distancia que sin embargo salió desviado.

La insistencia de Venados por mantener la pelota en la puerta del Correcaminos tuvo su premio al minuto 20. Entre Lojero, Faría y Lalo Fernández pelotearon en los linderos del área grande y tras un rebote, Juan Pineda ‘atropelló’ a Nequecaur.

El árbitro no dudó y marcó la pena máxima. El mismo receptor de la falta, el gigantón Lucho fue el encargado de cobrar para abrir el marcador. ¡Gol de Venados!

Y nuevamente por la izquierda, el costado que mejor explotó el cuadro de Marioni en el primer tiempo, fue que llegó otra oportunidad clara de gol. El autor del gol gambeteó a tres jugadores y filtró para la llegada sorpresiva de Báez.

Báez entró con balón controlado y fue gracias a la intervención de Lucas Meza que la jugada no trascendió.

El correcaminos respondió con una jugada por el centro y una pelota que recibió Montelongo. El extremo visitante cortó hacia el centro e intentó sorprender a Navarrete con un tiro colocado al ángulo. Pero la experiencia del arquero yucateco se impuso y el peligro se extinguió.

Al 35’ del primer tiempo el partido seguía equilibrado y sin un claro dominante. El visitante mantuvo su postura de buscar el gol que le diera el empate y los astados aguantaban atrás y de vez en vez lanzaban un peligroso contraataque.

Un disparo de César de la Peña generó otra oportunidad de peligro, pero sin pasar a mayores ni meter en apuros al portero Armando Navarrete.

El último campanazo del primer tiempo nació de los pies de Leandro Navarro que desde el círculo central miró adelantado a Carlos Velázquez y quiso sorprenderlo con un disparo larguísimo que pasó rozando el poste.

La segunda parte arrancó con malas noticias para los locales. En la primer jugada de Correcaminos se encontró con un penal provocado por Braian Molina, que además se ganó la tarjeta de amonestación.

Con el 10 en el dorsal, Julio Atilano cobró de buena manera para meter el primero del Correcaminos y poner la igualada en el marcador.

Y tan sólo en tres minutos los tamaulipecos ya estaban arriba en el marcador. Fue Arturo Ortiz que remató de cabeza un centro que le puso Daniel Cisneros y clavó el segundo en la meta de Navarrete. Venados ya estaba abajo con 48 minutos de tiempo corrido.

Con la necesidad de apostar por el ataque, Bruno Marioni metió a un hombre de ataque, al chileno Alfonso Urbina, y sacó a uno de recuperación, el ‘yuca’ Eduardo Fernández. Con este movimiento el técnico argentino mostró su intención de no dejar ningún punto fuera de la bolsa.

Al 61’ cayó un portento de gol, el tercero en la frente del ciervo. José Ramírez recibió un balón afuera del área de Armando Navarrete y con un disparo que se incrustó en el ángulo derecho dejó sin oportunidad al arquero.

Golazo que lastimaba de muerte al venado. El 3-1 en contra parecía una lápida.

El de la magia carioca, Fernando da Costa, entró por Víctor Lojero para intentar acortar distancias tanto en el marcador como en lo futbolístico.

Fue el brasileño que en una jugada de ensueño arrastró el balón unos 25 metros, desparramó rivales y ya en mano a mano frente al portero tamaulipeco cruzó su disparó y dramáticamente desvió un defensor para evitar la caída de su marco.

Venados estaba cerca. Visto esto, Marioni mandó otro cambio: Omar Islas por Víctor Lojero. Un movimiento que buscaba abrir la cancha a base de la velocidad que imprime el formado en la cantera de los Pumas de la UNAM.

Los ciervos se acercaron nuevamente al gol cuando tras una serie de rebotes dentro del área de Carlos Velázquez, el defensa Manuel López se sumó al frente y remató a quemarropa un disparo que la mano salvadora del cancerbero detuvo en una acción increíble.

Correcaminos también ajustó líneas: salió César de la Peña y entró Óscar Sánchez. La intención de Ricardo Rayas, con 67 minutos de tiempo corrido, era mantener el cerrojo en su parte baja y asegurar el marcador.

Venados no bajaba los brazos: Leandro Navarro, en tres cuartos de cancha, sacó un zapatazo que el arquero, apurado, alcanzó a enviar a tiro de esquina.

Julio Atilano, el autor del primer gol para Correcaminos, también salió de cambio en la recta final de partido. Su lugar lo ocupó Daniel Rivero y con esto, Rayas daba su mensaje claro: nos vamos a casa con este marcador.

El tiempo se escurrió entre intentos fallidos de los yucatecos y una férrea defensiva de los fronterizos. Andrés Iniestra y Omar Islas intentaron disparos de larga distancia aunque ninguno de los dos tuvo la suerte querida.

En el minuto 44, el árbitro central Jonathan Hernández amonestó a Jonathan Sánchez y Manuel López Mondragón y expulsó a Andrés Iniestra, todos ellos jugadores de los Venados.

Comments are closed.