miércoles, noviembre 13

Vendedor de marquesitas, libre a pesar de ser una amenaza para su esposa

0
301

A pesar de las diversas agresiones que ha sufrido la denunciante, la juez no accedió a imponerle la prisión a Mario Alberto S. S.

Aunque en seis ocasiones ha ejercido violencia doméstica y ataques en contra de su ex mujer, el vendedor de marquesitas Mario Alberto S. S. fue beneficiado con tibias medidas cautelares por la juez de control Elsy del Carmen Villanueva Segura, quien no accedió a imponerle la prisión por necesidad.

En la audiencia inicial de imputación por los delitos de violencia familiar y lesiones se le dio la oportunidad al acusado de seguir vendiendo sus productos, pagar 7 mil pesos de fianza; no concurrir al lugar de trabajo de la querellante; no acercarse a los testigos a 100 metros; no comunicarse con la afectada y sus testigos; no salir de Yucatán, y llevar un localizador electrónico. Todo lo anterior, por el tiempo que dure el proceso.

Determinó que la audiencia de vinculación se efectúe el 9 de septiembre.

La juez, al parecer, no tomó en cuenta el peligro que representa el sujeto para su ex pareja, al igual que la familia de éste, que también la ha agredido y amenazado.
Los hechos

En la denuncia se asentó que la pareja procreó tres hijos y durante su matrimonio la golpeó y agredió en varias ocasiones, tal como lo hizo el 20 de junio de 2018, alrededor de las 04:00 horas, en un predio de la colonia Chuburná de Hidalgo.

En esa ocasión la ofendió e intentó violarla, pero la querellante logró evitarlo, sin embargo, la jaló del cabello y la golpeó en la cara, causándole lesiones de menos de 15 días en sanar.

Asimismo, junto con sus familiares, intentó arrebatarle a sus hijos.

Se giró una orden de restricción y obtuvo la custodia de sus pequeños, lo que provocó que la fueran a amenazar a su trabajo y la acosaran por mensajes de texto.

El 15 de diciembre de 2018, aproximadamente a las 03:30 horas, en el mismo domicilio, el imputado la ofendió, la empujó y la hizo caer de las escaleras del predio; momentos después llegó la policía y cuando la afectada salió a la calle, él cerró la casa y no la dejó entrar.

Las lesiones que ese día le provocó son de menos de quince días en sanar, pero la despojó de su casa.

Se giró una orden de reingreso y desalojo del agresor, hasta que el 24 de enero entró por la fuerza a la casa y la golpeó, por lo que fue detenido, pero luego de tres días salió libre.

Ha continuado agrediéndola, hablándole por teléfono, mandándole mensajes, molestándola en su trabajo, siguiéndola.

El 7 de febrero de 2019, en el mismo domicilio, la insultó repetidamente, pero al escuchar que hablaría a la Policía se retiró.

Ese mismo día, más tarde, le dijo que la iba a dejar sin nada.

El 18 de febrero de 2019, cuando la querellante conducía una camioneta sobre la calle 20 entre 27 y 25 de Chuburná de Hidalgo, el imputado, acompañado de otras personas, le arrojó piedras, dañando el vehículo.

En fecha 24 de abril de 2019, el imputado le cerró el paso a la querellante con un vehículo y nuevamente la amenazó.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply